22 de Octubre de 2018

Opinión

17 millones de visitantes, 17 millones de oportunidades

El pasado 26 de diciembre, el aeropuerto de Cancún volvió a romper un record de llegadas de pasajeros al recibir a la pasajera 17 millones...

Compartir en Facebook 17 millones de visitantes, 17 millones de oportunidadesCompartir en Twiiter 17 millones de visitantes, 17 millones de oportunidades

El pasado 26 de diciembre, el aeropuerto de Cancún volvió a romper un record de llegadas de pasajeros al recibir a la pasajera 17 millones; sin duda, las cifras son importantes, ya que representan un aumento de dos millones de pasajeros (un 13%) en relación a lo recibido durante el año 2013. 
    
Las interpretaciones acerca de esta cifra de pasajeros puede ser muchas, desde el gran trabajo que está llevando a cabo el gobierno estatal y los Fideicomisos de Promoción al atraer mayor cantidad de vuelos a nuestros destinos, hasta el impacto ambiental que estos 17 millones de turistas generan no solo en sus vuelos, sino durante su estancia en nuestros destinos.

Pero hoy quiero centrarme en las oportunidades que tiene esta llegada de turistas para promover el turismo sustentable, y hacer alusión a la campaña que, en el año 2012, lanzara la Organización Mundial del Turismo con motivo de la llegada a la cifra record de más de 1,000 millones de turistas internacionales viajando por el mundo.

La campaña, llamada “Mil millones de turistas: mil millones de oportunidades”, trata de hacer conciencia en el turista acerca de los impactos que genera su viaje, pero también del potencial que tienen los pequeños cambios de hábitos para hacer del turismo una actividad más sustentable, equitativa y justa. Como menciona la campaña, “desde utilizar las toallas durante más de un día, hasta contratar a un guía local o comprar productos locales”, el poder de los turistas para generar un cambio es enorme.

La campaña de la Organización Mundial del turismo está centrada en cuatro consejos generales que cualquier turista puede seguir para mejorar el impacto de su viaje: comprar local, respetar las culturas locales, ahorrar energía y proteger el patrimonio.

La idea es sencilla y poderosa, pero si yo les pregunto, cuando viajamos a Quintana Roo, ¿cómo podemos lograr estos cuatro sencillos pasos? ¿Sabemos realmente las oportunidades que tenemos para lograr un turismo más responsable y de menor impacto? Y más aún, ¿estamos informando a nuestros visitantes de estos temas?

La respuesta es: muy poco. Dentro de la cadena de valor del turismo, generalmente el turista, quien es el consumidor final, se involucra muy poco en la sustentabilidad del destino, y desde mi punto de vista no es porque no quiera (está demostrado que en la mayoría de nuestros principales mercados, la sustentabilidad es un tema más que entendido y aplicado por la población local), sino porque no le damos la oportunidad de hacerlo.

Son pocas las campañas de empresas, organizaciones de la sociedad civil, asociaciones empresariales, y otros, en los que se invite al turista a participar en la conservación de los ecosistemas, el turismo comunitario, las comprar responsables, el consumo local, entre muchos temas más.

Tenemos entonces, 17 millones de oportunidades desaprovechadas porque no hemos entendido el valor que nuestro consumidor puede dar al destino, y el valor que un destino que busca la sustentabilidad puede dar a los consumidores.

Mi meta en este 2015, es apoyar a los destinos y empresas del sector a aprovecharlas mejor, con el objetivo de llegar al final del próximo año con varios millones de acciones para lograr un mejor turismo en Quintana Roo.

Los invito a acompañarme en este viaje, y aprovecho para desearles un gran cierre de 2014 y un mejor inicio de 2015; que este año que llega nos de muchas más oportunidades de leernos.

Un abrazo

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios