21 de Septiembre de 2018

Opinión

39 años

Quintana Roo cumple hoy 39 años como estado, al superar la condición de Territorio para iniciar una trayectoria política...

Compartir en Facebook 39 añosCompartir en Twiiter 39 años

Quintana Roo cumple hoy 39 años como estado, al superar la condición de Territorio para iniciar una trayectoria política bajo la conducción de sus hijos, quienes han sorteado todo tipo de contingencias, desde huracanes hasta malas decisiones en las alturas.

Y si bien el motor de nuestro desarrollo y crecimiento económico ha descansado en el turismo, una asignatura pendiente ha sido el limitado desarrollo de otros sectores, como el primario (agricultura y ganadería) y el secundario (industria de la transformación), lo que ha generado oleadas de migrantes que se instalan en Cancún y Playa del Carmen, provocando un acentuado desequilibrio poblacional.

Lejos están los días apacibles, cuando los problemas delictivos se limitaban al robo de un guajolote o a pleitos verbales entre vecinos, para dar paso a un desafiante desafío criminal que abarca a todo el estado, con esporádicos casos que conmocionan al sur.

En cuanto al narcotráfico, Quintana Roo dejó de ser trampolín para el envío de cocaína a Estados Unidos para desarrollar un mercado interno, con distribuidores que forman parte de un engranaje que vomita ejecuciones no tan aisladas.

En lo laboral, la capital enfrenta una situación crítica, por el despido de miles de empleados que difícilmente encontrarán empleos decorosos, por el simple hecho de que el sector privado mantiene sus limitantes en cuando a la generación de empleos bien remunerados.

A nivel partidista, Quintana Roo retornó a 1975, con un PRI convertido en amo y señor, contemplando desde la cúspide a una oposición desinflada, anémica en calidad de figuras.

Diez Ayuntamientos en manos del PRI son un logro enorme, si tomamos en cuenta que el Tricolor desalojó con pasmosa facilidad a la oposición que gobernaba en cinco municipios. Y a ello se suma el aplastante poderío en el Poder Legislativo, donde PAN y PRD han asumido el vergonzoso papel de espectadores.

Quintana Roo llega a los 39 años con achaques de un adulto que no cuidó su alimentación e incurrió en excesos en el gasto. Y sus problemas de colesterol alto y triglicéridos por las nubes generan daños en cascada, resentidos por miles.

Por último, hay que destacar el debilitamiento de la clase política de la capital del estado, la misma que fue no sólo cuna de gobernadores, sino además de cuadros que ocupaban la presidencia municipal de Cancún, en calidad de virreyes.

La clase política de Chetumal se ha ido deteriorando en caída libre, perdiendo un papel protagónico que tuvo ocasionalmente su lado oscuro, sumamente cuestionable. En estas condiciones arribamos al festejo de un estado que tiene todo para salir adelante, y que hoy apagará sus 39 velitas en condiciones sumamente complicadas, como nunca en su historia como estado.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios