25 de Septiembre de 2018

Opinión

60 aniversario de la Sección 57 (y III)

El Congreso se efectuó sin contratiempos en la ciudad de Valladolid, en donde se eligió al primer Comité Ejecutivo de la sección LIII del SNTE.

Compartir en Facebook 60 aniversario de la Sección 57 (y III)Compartir en Twiiter 60 aniversario de la Sección 57 (y III)

Tras las presiones para crear una sección de maestros estatales, el 4 de abril de 1956 la dirigencia nacional del SNTE anunció la realización del Congreso de la nueva sección LIII a fin de abrir una válvula de escape para el conflicto magisterial que ya había rebasado todos los cauces legales de la época. Así, el 6 de abril, se publicó la convocatoria para realizar el primer Congreso Extraordinario de la sección LIII para los días 10 y 11 de mayo en la ciudad de Mérida.

Sintiéndose marginada de este evento, la comisión permanente de delegaciones estatales publicó su propia convocatoria para su Congreso Extraordinario de masas que se efectuó los días 13 y 14 de abril, en el teatro del STIC, creando su propia sección con el número LV, siendo electo José Iturralde Bates como secretario general. El Congreso constitutivo de la sección LIII no pudo realizarse en la ciudad de Mérida, ya que no se dieron las condiciones seguras para llevarlo al cabo a causa de las fuertes diferencias entre los líderes de los maestros, ya que unos querían una nueva sección estatal y otros se inclinaban por formar un nuevo sindicato estatal de maestros. Tras su fallido intento, el SNTE lanza una segunda convocatoria para el Congreso de la nueva sección LIII en los días 21 y 22 de mayo de 1956.

Esta vez, el Congreso se efectuó sin contratiempos en la ciudad de Valladolid, en donde se eligió al primer Comité Ejecutivo de la sección LIII del SNTE, encabezado por el profesor Moisés Arceo Martín como secretario general. Entre sus primeras acciones destacaron la lucha por un aumento del 45 por ciento al sueldo, 2 pesos más al sobresueldo, prima de antigüedad de 3 pesos por año, jubilación a los 30 años de servicio. 

Ante el desconocimiento de la sección LV por parte del SNTE, José Iturralde Bates toma la decisión de continuar su propia lucha con una nueva agrupación a la que nombrarían Sindicato Único de los Maestros Estatales de Yucatán (Sumey). Con un magisterio dividido y confundido, el Sumey perdió simpatizantes, pues se limitó a movimientos más políticos que de verdaderos avances para el magisterio estatal que agremiaba. Un año más tarde, el 27 de mayo de 1957, con el segundo congreso se logró integrar a todos los maestros estatales en una única sección que permitiera concretar avances en las negociaciones con el Estado. En la víspera de su 60 aniversario, el magisterio estatal no aprendió la lección y hoy se encuentra nuevamente dividido e indefenso como en antaño.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios