18 de Diciembre de 2017

Opinión

A falta de pan, tortillas

La expectativa sobre las secretarias generales del PRI no es muy alta porque es un puesto que cubre una cuota y prácticamente se limitan a seguir órdenes.

Compartir en Facebook A falta de pan, tortillasCompartir en Twiiter A falta de pan, tortillas

Terminó la incertidumbre. Ivonne Ortega es la nueva secretaria general del PRI, en mancuerna con César Camacho, el nuevo presidente. No podemos negar el carisma que tiene IOP y que, dicho sea de paso, mucha falta le hacía a la dirigencia del partido y le va a hacer al nuevo mandatario. Hay algunas cosas que resaltar del evento de sucesión: la primera es la terrible imagen de los priistas dormidos mientras Camacho hablaba. Lo comenté en Twitter, el discurso no me pareció malo, pero sí me distraje tratando de adivinar quiénes eran los que estaban dormidos. El contenido, que podría resumir en que son un partido con bases pero en evolución, me parece que refuerza el mensaje de cambio y transformación de EPN. Me gustó que dijera que harían más comunicación política, me gustaría ver que se haga en todo el país.

Otra cosa a analizar es todo el asunto de la Secretaría General, la cual fue propuesta por el OMNPRI, para cubrir la cuota de género. En comentario al margen, me pareció innecesaria la participación de Luis Hevia apoyando la propuesta. En un evento donde todo estaba perfectamente orquestado, quedó en evidencia que era algo no planeado, ya fuera porque Enrique Jackson tuvo que preguntar el nombre y origen de nuestro diputado o por el pedacito de hoja en el que escribió su intervención. Finalmente IOP dio su discurso y ahí me di cuenta de que va con toda la intención de brillar, aunque eso signifique opacar al presidente. La hemos visto últimamente con su imagen de corazón renovado y felicitando en las redes sociales a quien se le ponga enfrente. Fue un discurso de campaña, con la misma entonación y emoción que le hemos visto tantas veces y hasta con su grupo de porristas, pero vestida con un atuendo formal, tacón alto y iPad. Mucho se ha comentado que no era el lugar que quería ocupar, que es de consolación. Los comentarios de amigos de otros estados eran con la expectativa de ver si endeuda al partido igual que endeudó a Yucatán. Yo misma he pensado que desde ahí quizá no tenga tanta influencia para instalar a sus consentidos.

Sin embargo, la expectativa sobre las secretarias generales del PRI no es muy alta porque es un puesto que cubre una cuota y prácticamente se limitan a seguir órdenes. Así, IOP tiene dos caminos: seguir ese mismo patrón o crecer. Tiene un buen equipo, Sergio Cuevas ya quedó integrado como funcionario también, y pueden mejorar los modelos de defensa y promoción del voto de todo el país. También tiene la empatía y la emoción. Tiene el escaparate para hacer campaña, SU campaña, y lo está aprovechando desde el primer momento. Sin duda creo que no es lo que ella esperaba y sigo cautelosa con respecto al nivel de influencia que tiene dentro del partido, el cual se demostrará con el reparto de las delegaciones federales.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios