16 de Enero de 2018

Opinión

A hierro matas y mueres

"Sólo bastaron unos 30 minutos de plática para derrumbar el cacicazgo construido al seno del SNTE, hoy fue una acusación federal".

Compartir en Facebook A hierro matas y mueresCompartir en Twiiter A hierro matas y mueres

Pareciera que fue ayer, sin embargo, han pasado ya casi 24 años de aquel vergonzoso episodio de la vida del SNTE, cuando Elba Esther Gordillo Morales, aprovechándose de las circunstancias generadas por la inconformidad de los maestros disidentes de la Coordinadora Nacional (CNTE) por la imperante corrupción de los líderes del gremio y la falta de transparencia en el manejo de recursos y, decidida a cobrarse una cuenta pendiente, ya que fue ignorada en su aspiración a la Secretaría General por Carlos Jonguitud Barrios, presidente del movimiento Vanguardia Revolucionaria, propinó uno de los más sonados casos de linchamiento político.

Los insólitos hechos consignados en la historia nuevamente se repiten con la detención de la “maestra”. El guión no podía ser diferente: impunidad y fraude al patrimonio del sindicato de maestros; el escenario coincidente con el principio de un sexenio, el desacato a la política del presidente y la convocatoria de un Consejo Nacional Extraordinario.

El final, los malos van a la cárcel. La historia de ese primer hecho comenzó al filo de las 12 horas de la mañana del día 22 de abril de 1989, cuando el presidente Carlos Salinas de Gortari recibió en Los Pinos a Jonguitud Barrios, sólo bastaron unos 30 minutos de plática para derrumbar el cacicazgo construido al seno del SNTE, hoy fue una acusación federal.

Dos días después, el 25 del mismo mes, el secretario de Gobernación, Fernando Gutiérrez Barrios, y el de Educación, Manuel Bartlett Díaz, se hicieron cargo del problema magisterial. Hoy el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong,  y el secretario de Educación, Emilio Chuayffet, hacen lo mismo.

Aquel año se arraigaron y trasladaron a la ciudad de México a todos los secretarios generales de las secciones del país para informarles, hoy están recluidos en un hotel de Guadalajara para lo mismo. En ambas historias se convocó al  gabinete federal y a los gobernadores para tranquilizar las aguas.

La solución negociada en aquella madrugada del 24 de abril de 1989 fue la sesión del XVI Consejo Nacional Extraordinario, donde sería propuesta la profesora Elba Esther Gordillo Morales para ocupar la Secretaría General del CEN del SNTE. Hoy la trigésima sexta sesión extraordinaria del Consejo Nacional y su presidente, Juan Díaz de la Torre, esperarán pacientemente las órdenes dictadas desde Los Pinos. ¿Quién será la próxima aventurera?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios