15 de Noviembre de 2018

Opinión

A la búsqueda de valores para un mundo solidario

El llamado no puede ser otro porque en un mundo más conectado debemos de estar más unidos.

Compartir en Facebook A la búsqueda de valores para un mundo solidarioCompartir en Twiiter A la búsqueda de valores para un mundo solidario

«Este año, una vez más, las Naciones Unidas aunaron fuerzas en relación con los conflictos armados, los derechos humanos, el medio ambiente y muchas otras cuestiones. Seguimos demostrando lo mucho que se puede lograr con la acción colectiva, y aún podemos lograr más. En un mundo más conectado, debemos estar más unidos. En el Día de las Naciones Unidas, comprometámonos a estar a la altura de los ideales fundacionales y a colaborar en pro de la paz, el desarrollo y los derechos humanos.»

Mensaje del Secretario General BanKi-Moon con ocasión del Día de las Naciones Unidas 2013.

He querido iniciar esta colaboración con las palabras, se pueden consultar en internet, del presidente de la Organización de las Naciones Unidas cuya conmemoración a nivel mundial fue el pasado 24 de este mes.

La Organización de las Naciones Unidas es sin lugar a dudas un gran esfuerzo hecho por las naciones del mundo, después de la segunda gran conflagración, mejor conocida como la II Guerra Mundial, que tantos rescoldos dejó por ahí, rescoldos que podrían avivarse si la inteligencia del ser humano no se sobrepone a ese instinto bélico, de dominación y de violencia que tanto daño ha hecho a pueblos y a la humanidad.

El llamado no puede ser otro porque en un mundo más conectado debemos de estar más unidos. Y desde luego trabajar más en pro de los Derechos Humanos, punto fundamental, porque sostengo y sostendré que cuando todos y todas los y las habitantes de este mundo que nos tocó vivir, respetemos los derechos del otro o de la otra, las cosas irán mejor, porque en ese respeto a la persona de enfrente va implícita la observancia hacia nuestras propias prerrogativas.

De suyo muy interesante es la lectura de la Carta de las Naciones Unidas, de nuevo señalo que puede consultarse en la página de internet de ese organismo, aunque hoy me gustaría comentar del preámbulo de la misma: NOSOTROS LOS PUEBLOS DE LAS NACIONES UNIDAS RESUELTOS.

A preservar a las generaciones venideras del flagelo de la guerra que dos veces durante nuestra vida ha infligido a la Humanidad sufrimientos indecibles, a reafirmar la fe en los derechos fundamentales del hombre, en la dignidad y el valor de la persona humana, en la igualdad de derechos de hombres y mujeres y de las naciones grandes y pequeñas, a crear condiciones bajo las cuales puedan mantenerse la justicia y el respeto a las obligaciones emanadas de los tratados y de otras fuentes del derecho internacional, a promover el progreso social y a elevar el nivel de vida dentro de un concepto más amplio de la libertad, Y CON TALES FINALIDADES a practicar la tolerancia y a convivir en paz como buenos vecinos, a unir nuestras fuerzas para el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales, a asegurar, mediante la aceptación de principios y la adopción de métodos, que no se usará la fuerza armada sino en servicio del interés común, y a emplear un mecanismo internacional para promover el progreso económico y social de todos los pueblos, HEMOS DECIDIDO UNIR NUESTROS ESFUERZOS PARA REALIZAR ESTOS DESIGNIOS.

Por lo tanto, nuestros respectivos Gobiernos, por medio de representantes reunidos en la ciudad de San Francisco que han exhibido sus plenos poderes, encontrados en buena y debida forma, han convenido en la presente Carta de las Naciones Unidas, y por este acto establecen una organización internacional que se denominará las Naciones Unidas. 

No olvidemos que inicialmente la Carta de las Naciones Unidas se firmó en 1945, pero entró en vigor en 1948 y de entonces a la fecha ha sufrido numerosas adecuaciones, de acuerdo con los avances en la convivencia entre los seres humanos que tratan de evitar a toda costa una nueva confrontación, no sólo a nivel interno en cada país, sino entre los países hermanos que pueblan el planeta.

Recordemos que ese noble propósito no tendrá éxito mientras no practiquemos el respeto y la tolerancia hacia de los demás, a través de valores como la empatía, la solidaridad y todos aquellos que como caminos diversificados finalmente encaminarán a la humanidad hacia un mundo mejor del que ahora habitamos. ¡Vale la pena el esfuerzo!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios