19 de Septiembre de 2018

Opinión

¿A Pemex o al Vaticano?

Las comitivas mexicanas recuerdan los viajes faraónicos de los tiempos de Echeverría y Jolopo.

Compartir en Facebook ¿A Pemex o al Vaticano?Compartir en Twiiter ¿A Pemex o al Vaticano?

Se sabía que todos los caminos llevan a Roma, pero ya es el colmo. Como lo de moda, lo de novedad, es acudir al Vaticano para atestiguar la conversión del cardenal Bergoglio en Papa, aquellos lares se han llenado de políticos  mexicanos en verdadero éxtasis. Las comitivas mexicanas recuerdan los viajes faraónicos de los tiempos de Echeverría y Jolopo, y Francisco les pidió a los diputados argentinos que en lugar de venir al besamanos, mejor donen el dinero del viaje a los pobres. Claro, nadie le hizo caso... hay que salir en la foto.

Por supuesto yo iba a hacer lo mismo, incluso ya traía mis pancartas a favor de don Norbeto Rivera para que no se sintiera solito en la derrota, pero preferí quedarme a ver qué pasaba con Pemex en la conmemoración del 18 del marzo. Bueno, las celebraciones porque una fue totalmente peñista cimentada sobre la idea de la urgencia modernizadora de la paraestatal mientras se relamen lo bigotes; la otra fue la del PRD con el Ingeniero como estandarte en un show como de los noventa; pero el que más celebró fue Robero Deschamps porque sigue pasándosela bomba al frente del sindicato.

Sobre todo porque entre él, Napito y García Luna Productions encabezan las listas de quienes para los mexicanos deberían acompañar a la Gordillo en el tambo. Los panistas ni pío dijeron.

En ese orden de ideas, como dicen los cursis, al principio me pareció una exageración que el Chucho menor, Jesús Zambrano, mandó un melodramático comunicado donde rechazaba toda forma de presión violenta, habida cuenta de los jaloneos a los que se vio sometido después del acto perredista sobre la expropiación petrolera, donde se hablaba de la necesidad de modernizar Pemex sin privatizarlo.

Digo, si en su momento, cuando interpelaron de manera primigenia a Miguel de la Madrid no hizo tanto pancho, por qué tendría que ponerse tan flamenco un personaje que debería estar acostumbrado a la rechifla.

Sin embargo, luego caí en cuenta que podía ser que los que le habían calificado de vendido al líder perredista no eran, como podría ser lógico, la gente de Morena, sino aquellos que según palabras de Martí Batres, son “mexicanicidas” por querer privatizar Pemex. Y es que después del discurso donde Zambrano señala hacia Peña por sus afanes neoliberales, seguramente los fundamentalistas del Pacto se sintieron ofendidos y por eso le dijeron de cosas.

Hay quien piensa que si los de WhatsApp van a cobrar, lo que sigue es la venta de garaje de Pemex.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios