19 de Noviembre de 2018

Opinión

A qué le tiras cuando sueñas, mexicano

En México "nos falta crédito en la política, en las instituciones y, muchas veces, en las personas…”.

Compartir en Facebook A qué le tiras cuando sueñas, mexicanoCompartir en Twiiter A qué le tiras cuando sueñas, mexicano

Yo sí le creo a Kahwagi. Y no porque también sea bien mentiroso, sino porque ya basta que me lo estén involucrando en escándalos como si fuera El Nini Verde. Es demasiado aburrido, seguir y seguir la senda, seguir y seguir el camino, sin nada que me entretenga, en lo que a la loca academia de juniors se refiere. El populacho siempre tiende al linchamiento de estos grandes próceres de la patria. Criaturas incomprendidas en un mundo donde solo rifa el resentimiento y la envidia. 

Por eso, ahora que el ex político y ex boxeador está envuelto en un nuevo chisme donde se le acusa de haber golpeado a una joven —él no niega pero el padre de la chica insiste— no queda más que acudir a su ilustre pasado, con páginas brillantes de alegría, sensatez y buen humor, para darle el beneficio de la duda. Además, a juzgar por la imagen actual de tan distinguido intelectual, cualquiera diría que fue la muchacha la que abusó de él utilizándolo de punching bag. 

Después de la derrota de Herminio Blanco por el brasileño Roberto Azevedo en la disputa por la OMC, ya no estamos para más malas noticias. Ya ven cómo se pone don Goyo con la información de dudosa categoría. Si al escuchar sobre la respiración artificial que le dieron al Pacto por México y la consecuente reforma económica, le dio por eructar, imagínense cómo reaccionaría el Popo si le informan que el que fuera negociador del TLC hubiera quedado en tan alto puesto.

Como quiera que sea, tengo el mismo nivel de certidumbre con el Kawa que con el mismísimo Camacho Quiroz, presidente del PRIcámbrico temprano que, en un arranque de poesía y buen humor, algo que lo cual parecía tener el monopolio don Emilio Chuayffet, afirmó categórico durante la instalación de las reformas financieras: “En el país falta crédito, pero no solo crédito financiero, porque crédito significa creer, tener confianza. Nos falta crédito en la política, en las instituciones y, muchas veces, en las personas…”. 

Frase que habrá que citar cuando los banqueros con ideas premodernas te pidan las escrituras de tu alma para prestarte para la casa Geo y te sientes como una de las secuestradas de Ohio. 

Una cosa bonita que debería de llevar el ritmo del clásico de Chava Flores que al calce canta: A qué le tiras cuando sueñas, mexicano, que el PRI ya no anda en zancos, que prestan en los bancos, que ya no hay que trabajar. 

Lo que es meterse una sobre dosis de Paolo Cohelo y Arjona así sin anestesia. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios