20 de Abril de 2018

Opinión

¡A toda capillita se le llega su fiestecita!

Hay un dicho que dice: a toda capillita se le llega su fiestecita, haciendo referencia que tarde o temprano las cosas o llegarán o caerán por su propio peso, ahora le llamamos “karma”.

Compartir en Facebook ¡A toda capillita se le llega su fiestecita!Compartir en Twiiter ¡A toda capillita se le llega su fiestecita!

Hay un dicho que dice: a toda capillita se le llega su fiestecita, haciendo referencia que tarde o temprano las cosas o llegarán o caerán por su propio peso, ahora le llamamos “karma”, y es que lo que hagamos bien o mal regresará a nosotros, que fácil parece ir haciendo cosas que no están bien y creer que no pasa nada, que nadie se da cuenta, y a veces parece que hacer lo que está bien es muy  difícil.

Esté bien o mal la manera en que actuamos, tenemos que ser conscientes de que lo estamos haciendo  y que no importa si nadie lo vé , nosotros lo sabemos y con eso basta, la vida no se encarga de ir preguntando quien te vió para regresarte lo mismo que dás a ti, tal vez parezca muy convenenciero solo hacer lo bueno esperando recibir lo mismo también, y si es convenenciero o no, realmente ese no es el tema, el tema es que entre mejor nos portemos en la vida, mayores satisfacciones tendremos, no para los demás, si no para nosotros mismos, si crees que hacer las cosas a escondidas no traerán ninguna consecuencia, te equivocas, no es la consciencia la que no te dejará descansar porque hay quien no tiene consciencia y no le importa ir lastimando, o robando, o mintiendo, o peleando por la vida, el creer que nadie vio es sinónimo de “no pasa nada” es un grave error, tampoco es necesario gritar a los cuatro vientos que hemos hecho cosas buenas, que ayudamos a los demás, que somos solidarios, el pedir reconocimiento por lo que hacemos demerita la acción.

Tampoco estás condenado, si hay algo que reconoces que no has hecho bien, puedes remediarlo, y la manera de hacerlo es primero que nada de verdad reconocer que no está bien y que estemos arrepentidos de haberlo hecho y obviamente no volverlo a hacer, a veces pedir perdón apesta cuando ya se ha desgastado tantas veces, tu crees realmente que el pedir 100 veces perdón por la misma acción ¿tiene validéz?, ¿crees que una persona que lo hace es sincera cuando dice que se arrepiente de haber hecho algo que no estaba bien pero lo repite una y otro vez?.

Es ahí donde encaja perfectamente el “a toda capillita se le llega su fiestecita” tarde o temprano llegará el momento que se rompa la desgastada liga del supuesto arrepentimiento y te reviente en la cara y entonces ya no haya nada que hacer al respecto.

Y si es un hecho bueno la vida solita se encargará de multiplicarlo y devolvértelo en las maneras mas agradables que no esperas recibir. Acuérdate siempre la vida no depende solo de nuestra voluntad las cosas de un momento a otro pueden quedar fuera de nuestro alcance, pero no se te hace agradable pensar que puedes ir por la vida caminando sin tener que agachar la cabeza, el saber que puedes ver a la cara a todo el mundo de frente, por ser una persona honesta en la que se pueda confiar, es  la mejor manera de vivir la vida, el de poder acostarte sobre tu almohada y descansar , porque créeme de lo contrario no escaparás es la ley divina de la vida.

Si hay que cambiar algo ¡hazlo! cada día llega como una hoja en blanco en donde espero que un día podamos solo dibujar una gran sonrisa y que eso baste para llenarlo. Sé humilde, sonríe mas, no te agobies por que las cosas por mas difíciles que parezcan siempre tienen una solución, tu decides que matices le das a tu día a día, y de las cosas que no podamos tener el control, verás con satisfacción que la parte que depende de ti , está  al 100.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios