16 de Diciembre de 2018

Opinión

A vendedor intenso... cliente incómodo

De nada sirve que logres una cita si te presentas tarde o simplemente no te presentas.

Compartir en Facebook A vendedor intenso... cliente incómodoCompartir en Twiiter A vendedor intenso... cliente incómodo

Muchos vendedores no están acostumbrados a distinguir esa delgada línea entre estar pendiente de su cliente potencial y convertirse en una verdadera molestia para él. Tratar de introducir nuestro producto o servicio con un cliente o consumidor requiere mucha delicadeza, pero lo principal es que a veces la falta de sentido común no nos permite darnos cuenta de lo demasiado intensos que somos en ocasiones  para tratar de enganchar a nuestros clientes. 

A continuación te enumero 5 errores que no debes cometer a la hora de contactar clientes potenciales:

1.- Incumplir.-  De nada sirve que logres una cita si te presentas tarde o simplemente no te presentas. Incumplir también se refiere a plazos, tiempos, formas y demás que conlleve tu producto o servicio y que sepas que no se lo vas a respaldar o garantizar. Incluso hasta una simple cotización. 

2.- Llamadas en exceso.- A nadie le gusta que lo estén atosigando o presionando para saber si ya se tomó una decisión al respecto de tu producto. Llamar varias veces en la semana o incluso en el día solo logrará que el cliente se sienta incómodo.

3.- No respetar.- Importante será que respetes lo que el cliente te diga. Tienes que respetar su tiempo, su espacio, su decisión, su preferencia y sus gustos. No invadas en forma excesiva ninguno de los elementos mencionados anteriormente, porque ese es el principio del fin.

4.- Tratar de imponer.- Un error grave es no detectar las necesidades reales de tu cliente. A la falta de conocimiento siempre le suceden errores al ofrecerle lo que realmente necesita y esto nos lleva a exponerle cosas en las que no se interesa. Tus gustos no importan, los del cliente sí.

5.- Hablar de más.- Debes aprender a escuchar a tu cliente, él es el protagonista, no tú. Si aprendes a escucharlo y ponerle atención, te darás cuenta de sus necesidades primarias y sabrás qué ofrecerle. No excedas en argumentos. No hables mal de tu competencia ni de tu empresa bajo ninguna circunstancia.

Vender es un arte, pero también requiere, además de conocimientos, de mucha sensibilidad para adaptarte a cada cliente con sus requerimientos específicos. No confundas la atención con la intensidad. Porque si eres un vendedor intenso… tendrás un cliente incómodo o perdido.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios