21 de Mayo de 2018

Opinión

Afro-africanos

El término 'afro-americano' es usado recientemente en EU, ya que la gran mayoría de los negros estadunidenses descienden de africanos.

Compartir en Facebook Afro-africanosCompartir en Twiiter Afro-africanos

Para referirse de forma razonablemente respetuosa a quienes se considera humanamente disminuidos, pero merecedores de compasión, se suelen utilizar términos que suavicen ese defecto, como son, entre otros, los diminutivos: gordito, cojita, indita, cieguito, morenita, negrito, damita, jotito, viejito, tontita, etc. 

Este tipo de piedad no hace sino revelar concepciones profundamente discriminatorias, fuera de las cuales las condiciones a las que se refiere no necesitan disimularse. De no ser así ¿bajo qué criterio un Tarahumara de 2 m. de altura y 75 años de edad es un “indito”?.

Algo semejante pasa con los términos de moda para referirse a los negros. En los Estados Unidos, la palabra “nigger” es un violento despectivo contra los negros. Por tanto, y correctamente, ha sido expulsada del vocabulario, siendo sustituida por “black”, el nombre del color, que no tiene una connotación peyorativa y que incluso fue asumido por radicales negros, como los Black Panthers o, más recientemente, por “afro-americano”, pues la gran mayoría de los negros estadunidenses descienden de africanos.

En México, cuando se hablaba español en lugar de inglés doblado, “negro” no era considerado peyorativo por nadie, pues, al igual que “black”, es el nombre llano del color, y en castellano simplemente no existe un despectivo comparable a “nigger”. 

En los últimos años, por imitación, también se empezó a usar el término “afro-americano”, hasta que se asumió que los “americanos” son los gringos y no todos los habitantes del continente, por lo que se sustituyó por “afro-descendiente”. Y aquí, ya estamos en el absurdo. 

Primero, porque africanos hay de diversos colores. 

En el norte de África la población es básicamente árabe, y hay güeros y amarillos por todos lados. Ser “afro-descendiente” no implica nada en cuanto al color de la piel.

Segundo, porque si a ascendencias vamos, la biología ha demostrado que todos provenimos de África. 

Los rubios más rubios y hasta los peores racistas son afro-descendientes.

Tercero, porque muchísimos negros en el mundo no son “afro-descendientes” sino simplemente africanos, gente que nació en África. Ahora parece que habrá que llamarlos afro-africanos.

Espero que, alguna vez, en México se pueda ser gordo, indio, mujer o negro sin necesitar la compasión discriminatoria de los eufemismos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios