23 de Septiembre de 2018

Opinión

El agua: entre Marte y Chuburná

Los mexicanos, en particular, no hemos sido capaces de resolver los problemas de abastecimiento del agua en nuestra ciudad, en nuestra casa.

Compartir en Facebook El agua: entre Marte y ChuburnáCompartir en Twiiter El agua: entre Marte y Chuburná

En una época donde el hombre ha olvidado sus orígenes y está cegado aun a sus necesidades más esenciales de sobrevivencia, el agua, al igual que otros recursos naturales, es víctima de su indiferencia.- Rachel Carson, bióloga marina

El terreno que probablemente vio Neil Armstrong desde la escalinata del apolo 11 era irregular. Según se sabe, en la corteza lunar existen cráteres. La sensación de ausencia total seguramente generó escalofrío en el valiente astronauta.

La falta de viento contrasta con las teorías de la bandera ondeante de las barras y las estrellas que segundos después de bajar sembró en el suelo calcáreo. Corría el año de 1969.

Dos años antes entraba en vigor el Tratado sobre los principios que deben regir las actividades de los Estados en la exploración y utilización del espacio ultraterrestre, incluso la Luna y otros cuerpos celestes. Efectivamente, Armstrong descubrió que la luna no era de queso, pero tampoco de los Estados Unidos de América.

Con el desarrollo científico y tecnológico el ser humano ha avanzado en la exploración del espacio exterior y se han tenido que regular aspectos que a principios del siglo pasado eran simplemente inimaginables. Esto generó la aparición de varias ramas del derecho internacional como el derecho aéreo y espacial.  

Existe toda una regulación jurídica de la luna y los demás cuerpos celestes e incluso la exploración del espacio exterior más allá del derecho aéreo o el de circulación de las naves convencionales, es decir, de los aviones que todos conocemos. 

Es claro que desde el punto de vista científico toda investigación contribuye a descubrir cosas que nos permiten avanzar en el conocimiento en aras de mejorar la vida del ser humano. No obstante ello, yo me pregunto: ¿tendrá alguna utilidad práctica para el ser humano descubrir que el planeta rojo tiene agua salada?, cuando el hombre en el planeta tierra ha provocado grandes crisis de sustentabilidad con los recursos naturales. Se han elaborado proyectos de viviendas para en un futuro habitar “el planeta rojo.”

Los mexicanos, en particular, no hemos sido capaces de resolver los problemas de abastecimiento del agua en nuestra ciudad, en nuestra casa; descubrir agua en Marte es importante, empero ¿para qué nos puede servir esto si padecemos serios problemas con el abasto del vital líquido lo mismo en Pacabtún que en Chuburná?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios