22 de Septiembre de 2018

Opinión

El agua, una maravilla

Su abundancia y distribución hacen de esta especie química la más importante de todas las conocidas hasta hoy.

Compartir en Facebook El agua, una maravillaCompartir en Twiiter El agua, una maravilla

El agua, cuyo nombre proviene del latín 'aqua', es la molécula más abundante de todas las que integran a los seres vivos. Su abundancia y distribución hacen de esta especie química la más importante de todas las conocidas hasta hoy. 

En la escuela nos enseñaron que el cuerpo humano está formado por 75% del vital líquido, situación que nos asemeja a todos los seres vivos, sean plantas o animales; todos necesitamos una buena porción de agua para poder vivir. 

Desde niños hemos estudiado las propiedades del agua y sus ciclos. Imagino que a la mayoría nos han enseñado que las propiedades del agua son tres y que pasa de un estado a otro. 

Sin embargo, el agua es mucho más interesante de lo que nos han planteado y vale la pena conocer algunos datos científicos que nos permitirán aumentar en gran medida nuestro grado de asombro ante la famosa fórmula del H2O. 

¿Alguna vez se ha puesto pensar cuál es el contenido del agua en los alimentos? Voy a permitirme compartir con usted parte de gran asombro del agua en todos lados. Se dice que para producir carne para una hamburguesa de 150 g se requieren 2,400 litros de agua, para una porción de carne de res del mismo peso se requieren 5,665 litros, una porción de papaya de 200 g 62 litros, 100 g de yogurt 277 litros, una manzana 70 litros, un vaso de jugo de naranja de 200 ml 160 litros, un huevo 135 litros de agua, un vaso de leche 200 litros, 25 g de tortilla 50 litros, 30 g de arroz 100 litros, 150 g de pollo 585 litros y así cada alimento que consumimos requiere de grandes cantidades de agua. 

Le propongo hacer un ejercicio para probar esta teoría: calculemos cuántos litros de agua se requieren para un desayuno promedio. Veamos: un vaso de jugo de naranja (170 litros), un plato de papaya (62 litros), un par de huevos revueltos (270 litros), tres rebanadas de jamón (260 litros), tres tortillas de maíz (150 litros), un vaso pequeño de leche (200 litros) con 150 g de chocolate añadidos (otros 256 litros). El desayuno representa 1,368 litros de agua.
Asombroso, ¿verdad?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios