20 de Junio de 2018

Opinión

Ajustes en nuestras leyes, en materia de Derechos Humanos

Las reformas aprobadas establecen que todas las autoridades tienen la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar el respeto a los derechos humanos.

Compartir en Facebook Ajustes en nuestras leyes, en materia de Derechos HumanosCompartir en Twiiter Ajustes en nuestras leyes, en materia de Derechos Humanos

En colaboración anterior señalé la importancia de tener, conocer y respetar las leyes y los reglamentos que como sociedad nos hemos dado, para que nuestra convivencia como seres humanos, pueda ser de paz, de solidaridad y de respeto mutuo.

Esas leyes, desde luego, son perfectibles, es decir, pueden mejorarse, aumentando su esencia del servicio hacia los demás y por eso mismo considero que las recientes reformas aprobadas por la LX Legislatura del Estado de Yucatán, el pasado día 15, revisten una importancia singular, puesto que en todo momento se ha trabajado para que nuestra legislación, respecto a los Derechos Humanos, tenga el avance necesario para seguir en el campo del ejercicio adecuado, justo y expedito en cuanto a las prerrogativas de las que disfrutamos las y los yucatecos.

Considero que las reformas a la Constitución Política del Estado de Yucatán fortalecerán las resoluciones que como organismo promotor y defensor de los Derechos Humanos tiene la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán, CODHEY.

Con la reciente modificación que comentamos, la CODHEY podrá solicitar al H. Congreso del Estado la comparecencia de alguna autoridad, o de servidores públicos que se hayan negado a cumplir o a aceptar alguna recomendación que les hubiera emitido la CODHEY.

Si el H. Congreso del Estado así lo considera, pedirá la comparecencia de ese, esa, esos o esas funcionarios o funcionarias que hayan demostrado su renuencia a aceptar la recomendación que se emite, cuando se encuentra responsabilidad en la violación de las prerrogativas de las y los ciudadanos.
 
Desde la creación de la CODHEY, hasta estos momentos, esta es la reforma más importante que se hace a nuestra legislación respecto a los Derechos Humanos, además de apegarse a lo establecido en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que fuera aprobada por el H. Congreso de la Unión el 10 de junio del 2011.

Además de darle un respaldo total al cumplimiento de las recomendaciones que emita la CODHEY, sin perder nuestro carácter no vinculatorio en la materia, se combatirá la impunidad en lo que respecta a las violaciones que algún servidor o servidora públicos pudieran cometer.

Los Derechos Humanos son progresivos, cambian y es necesario adaptarlos a los nuevos tiempos y necesidades de la sociedad. Entre los artículos reformados, se encuentra el 74 que señala que: Todo servidor público del Estado de Yucatán está obligado a responder las recomendaciones que le presente la CODHEY y cuando no sean aceptadas o incumplidas por las autoridades, estas deberán fundar, motivar y hacer pública su negativa. 

También se salvaguardan los derechos de las y los funcionarios públicos que fueren señalados porque podrán explicar, si ese fuese el caso, ante el H Congreso del Estado su motivo o los motivos por los cuales no aceptan la recomendación correspondiente.

El espacio se nos acaba, pero creo que es importante mencionar que las reformas aprobadas establecen que todas las autoridades y organismos estatales tienen la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar los Derechos Humanos, y el Estado deberá prevenir, investigar, sancionar y reparar las violaciones a los mismos. 

Otra de las innovaciones es la relativa al ambiente como un Derecho Humano, por lo que todas las personas en el Estado tienen derecho a vivir en un medio saludable que les permita una vida digna, y a hacer uso racional de los recursos naturales. 

No menos importante es lo señalado en cuanto al sistema penitenciario, el cual deberá estar basado en el respeto a los Derechos Humanos, del trabajo, la capacitación para el mismo, la educación, la salud y el deporte como medios para lograr la reinserción social del sentenciado, para procurar que no vuelva a delinquir, al observar los beneficios que para él prevea la ley.

Las recientes reformas aprobadas fueron un trabajo conjunto entre la CODHEY y la Consejería Jurídica del Estado de Yucatán, lo que demuestra la buena disposición de la autoridad para legislar en beneficio de la ciudadanía.

Apenas terminamos este avance en la adecuación de nuestras leyes, en beneficio de las y los ciudadanos, extendemos nuestra visión para conseguir otros logros, porque no podemos perder de vista que las leyes son perfectibles, y así habremos de mejorarlas de acuerdo a los avances de nuestros tiempos y a los cambios constantes que nuestra sociedad experimenta.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios