16 de Octubre de 2018

Opinión

Al buen emprendedor... pocas palabras

Como buenos e inquietos jóvenes emprendedores, a veces se cometen algunos errores.

Compartir en Facebook Al buen emprendedor... pocas palabrasCompartir en Twiiter Al buen emprendedor... pocas palabras

Me permito escribir este artículo como una síntesis de una conferencia que impartí hace unos días ante jóvenes estudiantes de diversas carreras a nivel licenciatura. Jóvenes que tienen la oportunidad de emprender gracias a las bondades de nuestro sistema político y económico, que, al día de hoy, otorga mucho apoyo a las Pequeñas y Medianas Empresas (PyMES), tanto económico, como en asesoría diversa; y desde la constitución de la misma, hasta su funcionamiento pleno.

Como buenos e inquietos jóvenes emprendedores, a veces se cometen algunos errores que terminan costando el cierre del proyecto o la empresa ya establecida.

Me permito enlistarte los 5 errores más comunes a la hora de emprender:

1.- No empezar.-  El primero y el que rige el rumbo de tu proyecto. De nada sirve una idea maravillosa si no es llevada a cabo. Nadie ha hecho dinero de ideas maravillosas, pero sí de proyectos llevados a cabo. 

2.- Hacerlo de medio tiempo.- Todo proyecto e idea nueva requiere de todo tu tiempo y esfuerzo. Es un error fatal creer que algún proyecto o empresa puede caminar, sobre todo al inicio, con tu tiempo sobrante. Tener un trabajo y “completar” con tu idea nunca funcionará.

3.- Ser todólogo.- No pretendas que, por ser tu idea o tu proyecto, tú puedas hacerlo todo. Delega y comparte responsabilidades para poder avanzar con mayor solidez. Crea un equipo de trabajo capaz y que te ayude a resolver.

4.- Ser optimistas en exceso.- Una cosa es que seas positivo y otra que confíes en que tu idea es la más brillante sólo por ser tuya. La confianza desmedida puede llevarte al fracaso, por lo que te recomiendo, que por muy buena que sea, nunca dejes de atenderla y trabajar con ella y por ella.

5.- Sentirse únicos.- Primordialmente tu idea tiene que tener una propuesta única de valor, algo que tengas tú y que no tenga nadie más. Pero recuerda que estás en un mercado cambiante, y que en cualquier momento alguien podría copiarte e incluso mejorarte. Nunca descuides a la competencia.

Emprender es sinónimo de arriesgar y de innovar, de crear e idear, pero después de emprender, hay que ser empresario para establecerse. ¿Y tú, eres emprendedor o empresario? No cometas estos errores y emprende con éxito, porque… Al buen emprendedor… pocas palabras.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios