24 de Septiembre de 2018

Opinión

Alex nos llama la atención

Lo extraño de este huracán es que estos fenómenos metereológicos necesitan una temperatura de unos 26º C en la superficie del agua para formarse.

Compartir en Facebook Alex nos llama la atenciónCompartir en Twiiter Alex nos llama la atención

Sin temor a equivocarme los tiempos de la naturaleza son perfectos, pero el daño que le estamos ocasionando no es nada menor, pues seguimos destruyendo bosques y selvas, contaminando ríos y llenado de cemento y acero grandes extensiones de tierra. La extemporánea formación del huracán Alex ejemplifica lo que nos espera para este año en materia climatológica, y es que desde que se formó el pasado jueves en el océano Atlántico, los vientos máximos sostenidos aumentaron hasta llegar a los 140 kilómetros por hora.

El huracán se formó a 790 kilómetros al sur de la isla de Faial en las Azores y continúa su desplazamiento en dirección noreste.

El huracán Alex es el primer huracán que se forma en el mes de enero desde 1938, según refirió el Servicio Meteorológico Nacional de EU, instancia líder en materia climatológica que tiene su sede en la Florida, lo que significa que esto no pasaba hace 80 años.

Esta puede ser una llamada de advertencia para nosotros, “Kaya”, la madre tierra, está levantando la voz y tal parece que no queremos escucharla, seguimos con comportamientos muy indiferentes en relación con el cuidado de nuestro entorno ambiental. 

La temporada oficial de huracanes en el Océano Atlántico no empieza sino hasta principios de junio y acaba en noviembre. Así que no está claro a qué temporada asignar el huracán Alex, si a la del año pasado o la que aún no ha comenzado. Lo que sí está claro es que el meteoro, que castiga las islas Azores, es el primero en producirse en un mes de enero en 80 años y eso desconcierta a los científicos. Lo extraño de Alex es que los huracanes necesitan una temperatura de unos 26º C en la superficie del agua para formarse.

Y eso no suele pasar fuera de los meses de Verano y Otoño, ni siquiera en un Invierno tan suave como el actual. Otra de las particularidades de Alex es su ruta. La gran mayoría de los huracanes que se forman en las aguas tropicales del Atlántico se dirigen después hacia el oeste, hacia el continente americano. Sólo en contadas ocasiones lo hace en sentido contrario, hacia el este y Europa.

Lo insólito es lo que está haciendo Alex, que no se ha movido ni al oeste ni al este, sino hacia el norte, situación que nos debe poner más alerta y corregir en lo que podamos nuestro comportamiento de apatía con el medio ambiente.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios