16 de Noviembre de 2018

Opinión

Alexander, el instigador ridiculizado

La jugada a dos bandas que pretendía realizar el alcalde bacalarense Alexander Zetina Aguiluz, señalado como uno de los instigadores del bloqueo carretero...

Compartir en Facebook Alexander, el instigador ridiculizadoCompartir en Twiiter Alexander, el instigador ridiculizado

La jugada a dos bandas que pretendía realizar el alcalde bacalarense Alexander Zetina Aguiluz, señalado como uno de los instigadores del bloqueo carretero que realizaron los campesinos de su municipio la semana pasada usando al líder cenecista Manrique Rodríguez Ventura, no le pudo salir peor, pues hay información de que el movimiento ya superó a los liderazgos y podría renacer con mayor fuerza a partir de este lunes.

En el Pueblo Mágico corren diferentes versiones del grado de participación del alcalde en ese bloqueo carretero que es más una extorsión al gobierno que una manifestación genuina, pero nadie pone en duda que el “astuto” Alexander, que se lleva de maravilla con el líder ejidal Manrique Rodríguez, principal orquestador del movimiento, metió mano para atizar el conflicto sin importarle el daño económico y de imagen que provocó a Bacalar como destino turístico.

Mas el instigador cayó preso en su propia telaraña cuando hizo acto de presencia para dialogar con los manifestantes en el punto del bloqueo el pasado jueves, de dónde salió humillado, pues los campesinos no le mostraron ningún respeto –no se lo ha ganado– y, según testigos presenciales, no solo lo humillaron verbalmente, sino que incluso se llevó algunos golpes que ni su aliado Manrique pudo evitar.

Para colmo, el asunto desbordó por completo a sus propios líderes, ya que después de la violenta jornada del jueves de bloqueo que concluyó con la apertura de la carretera tras la firma de un documento de pago que posteriormente el gobierno estatal desconoció, a Manrique Rodríguez no se le ha visto por ningún lado y los campesinos están organizándose para una contraofensiva junto con miembros de otros ejidos sureños, conflicto que podría estallar con furia este lunes o martes si no se desactiva a tiempo.

De cumplirse nuevamente la amenaza, mucho habrá tenido que ver Zetina Aguiluz, que intentó quedar bien con algunos de sus aliados con intereses claros de provocar inestabilidad en el estado para golpear al gobierno de Carlos Joaquín González, sin darse cuenta que él mismo estaba poniendo el queso de su propia trampa.

Porque este conflicto puede marcar el resto de su gobierno, ya que si los campesinos le toman la medida al alcalde, la puerta estará abierta para que otros sectores sigan el ejemplo y pongan en aprietos al ex dirigente del SNTE, al que todavía le restan poco menos de dos años al frente del décimo municipio.

Alexander metió la pata en serio al querer estar con Dios y con el diablo al mismo tiempo, y pagará caras consecuencias con su deshonesto actuar. Al tiempo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios