25 de Septiembre de 2018

Opinión

Alquimia

Si realmente queremos “algo” podemos lograrlo, ya que hasta el día de hoy no hemos hecho otra cosa más que “triunfar”, desde nuestra concepción y desarrollo hasta seguir con vida.

Compartir en Facebook AlquimiaCompartir en Twiiter Alquimia

Jamás percibimos nada de manera total y pura. Todo lo vemos a través de la lente del pensamiento. Tu manera de pensar determina lo que descubres y logras.- John O´Donohue, filósofo y poeta    

Si realmente queremos “algo” podemos lograrlo, ya que hasta el día de hoy no hemos hecho otra cosa más que “triunfar”, desde nuestra concepción y desarrollo hasta seguir con vida. El ser humano sueña y proyecta, sin embargo, para hacer los sueños realidad no sólo es imaginar y proyectar. Se requiere: voluntad, decisión para la acción, disciplina y fe, que son actitudes inteligentes. No es tan fácil, pero ¡es posible!, ya que esas actitudes las podemos desarrollar. El pensamiento positivo, a la par que el esfuerzo, es la moneda que acepta la vida para “comprar” lo que anhelamos.

La mente es como una computadora perfecta que se puede programar y ejecuta las órdenes que le demos. Los mensajes que le enviamos determinan el éxito o el fracaso. Si pienso “estoy [email protected]”, así estaré; si pienso “imposible”, así será.  Hay que estar atentos a los pensamientos porque son determinantes para lograr lo que se proyecta. 

No se puede subestimar la función del pensamiento en el proceso del logro. Las personas que se alimentan con pensamientos descalificadores y pesimistas, como consecuencia, sus palabras son negativas y refuerzan sus creencias de: “no se puede”, “es muy difícil”. Los pensamientos negativos conducen al arraigo de creencias negativas y generan resultados negativos. Los obstáculos que aparecen para nuestros logros son solamente “algún inconveniente” en vez de pensarlos como una barrera insalvable. Es un asunto sencillo: causa-efecto. 

Cuando se planea y se piensa: “es posible”, “sí se puede”, una fuerza especial nos inunda y provoca que se presenten situaciones propicias que, junto con acciones decididas, lo que soñamos se materializa. Así de maravillosa es la mente.

Comprobarlo es una decisión personal.  

Hay personas que comparten nuestro día dejando tras de sí una presencia de vibración positiva. Es seguro que piensan positivamente. Hay otras, que sólo de recordarlas se nos nubla el día. Son quienes tienen vidas agitadas, círculos incompletos y proyectos inconclusos.

Olvidan en su viaje por la vida sueños, emociones y relaciones. Van errantes, sin raíces ni lazos, sin memoria y sin recuerdos. Su mente está caótica, sus pensamientos son negativos. Su vibración es negativa.  Pensemos en positivo y el camino para lograr nuestros sueños se allanará. 

¡Ánimo!, hay que aprender a vivir.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios