10 de Diciembre de 2018

Opinión

Ama la música, ¡odia el racismo!

El caso de “Panteón Rococó” deja al descubierto como aún a estas alturas en la historia de la humanidad existen ideologías de segregación, racismo, e intolerancia sin fundamento.

Compartir en Facebook Ama la música, ¡odia el racismo!Compartir en Twiiter Ama la música, ¡odia el racismo!

Esta semana circuló en internet y redes sociales un comunicado redactado por integrantes de la banda “Panteón Rococó”, donde externaban la molestia y el contratiempo, además de un mal sabor de boca, que les hicieron pasar un par de empleados de una aerolínea comercial, donde el absurdo centro del problema fue… “tatuajes”.

La música, en su contexto, además de ser un arte y medio de transmisión de ideas, sensaciones, expresiones y… vida, también es el marco perfecto para otro tipo de manifestaciones culturales y artísticas. A la música se liga a la fotografía, la pintura, claro está la danza y muy cercanamente la identidad, a través de los atuendos y de alguna manera el llamado “fashion style”, todo depende de la procedencia y latitud…

El pelo, outfit, accesorios, calzado y demás detalles que crean el marco de expresión, son parte integral en la identidad de cada artista, si lo vemos como propiedad, es derecho de cada individuo, portar lo que le haga sentir identificado y mentalmente bien como medio de calidad de vida.

El caso de “Panteón Rococó” es sólo una muestra de la ignorancia y poco criterio, no de la aerolínea, si no de un par de personas, que su poca perspectiva e ignorancia, deja al descubierto como aún a estas alturas en la historia de la humanidad existen ideologías de segregación, racismo, e intolerancia sin fundamento.

Es muy vergonzoso tan sólo saber que coterráneos tengan este tipo de actitudes, cuando artistas como “Panteón” viajan desde hace mas de 2 décadas por todo el mundo y en ningún lugar, ni por cuestiones culturales, costumbristas, religiosas o históricas, hayan pasado por tan absurda justificación de cubrirse el torso para poder abordar (que quede claro que eran los brazos y no el torso lo que mostraban los tatuajes) y además hayan escandalizado de forma prepotente, argumentando que ellos decidían quien abordaba y quién no… ¿Qué pasaba por la cabeza de estos individuos? 

¿Capacitación?, ¿intolerancia personal?

La música, el centro de un “todo” como arte, es uno de los regalos de la inventiva y la inteligencia del ser humano, ocupa un lugar muy importante en la vida de cada individuo, gente ignorante que asocia “tatuajes” con temas de índole negativo, nunca ha pensado seguramente, que “algunos personajes públicos” de camisa fina, traje impecable, corbata, mancuernillas, pelo perfecto, zapatos de diseñador y portafolio, fueron y son, los más grandes delincuentes que han dañado, saqueado y destruido vidas en nuestro país… 

¡Ah! señor, por favor pase usted, un gusto que viaje con nosotros, 

¿le sirvo un cafecito?

Se los dejo de tarea… mientras tanto, Groove on!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios