13 de Diciembre de 2018

Opinión

Amenaza magisterial

Sin ser aún un movimiento fuerte, maestros de todos los municipios realizaron marchas en las principales ciudades del estado contra la reforma educativa...

Compartir en Facebook Amenaza magisterialCompartir en Twiiter Amenaza magisterial

Sin ser aún un movimiento fuerte, maestros de todos los municipios realizaron marchas en las principales ciudades del estado contra la reforma educativa y de paso exigiendo el pago de sus hipotecas de Fovissste que presentan un atraso de varios meses. Armados con mantas, pancartas y carteles, los maestros salieron a las calles sumándose a una protesta que en estados como Guerrero sus colegas han llevado a extremos inaceptables.

Sin embargo, la fiebre de las marchas se está esparciendo peligrosamente en Quintana Roo, aderezada con rumores que los agitadores magisteriales están utilizando como carnada para sumar adeptos a su causa.

Ante la cercanía del “día del maestro”, entre los profesores circula con fuerza el rumor de que este año no se les pagará el tradicional bono que reciben el 15 de mayo, chisme de pasillo del que nadie sabe su origen pero que se ha convertido en gasolina pura, en un momento en el que el horno no está para bollos.

Y es que en Cancún hace un par de semanas se realizó la primera marcha, y aunque siguen siendo pocos, el lunes pasado fueron más, pues se sumaron los maestros de Chetumal y Playa del Carmen, eso sí, respetando el horario de labores, pues marcha-ron a las 6 de la tarde.

Lo preocupante es lo que se ve en el horizonte, pues el magisterio está agitado y el SNTE, dirigido por el verde líder Rafael González Sabido, no tiene el control ni la simpatía de su gremio, por lo que de seguir en ascenso el descontento, las “marchitas” se pueden desbordar hasta llegar a una crisis como la del 2008, cuando cientos de miles de alumnos quedaron en el desamparo por casi dos meses.

Banderazo a precampañas

El ritual priísta del apapacho a sus virtuales candidatos en su proceso de registro se vivió ayer en todos los municipios del estado con los elementos que aparecen en el manual del tricolor: la música, las líderes de colonia y su séquito de acarreados, los políticos del patio y sus respectivos achichincles.

Para dar la impresión de popularidad y demostrar que cuentan con el “cariño” de la gente, los aspirantes priístas a dirigir las alcaldías de los 10 municipios se dieron un baño de pueblo, se dejaron querer mientras se registraban como precandidatos –aunque sus candidaturas están más que amarradas– en las sedes municipales del PRI.

Con este tradicional rito, la afinada maquinaria electoral del tricolor arrancó de lleno la labor proselitista para posicionar a sus gallos en una contienda que luce bastante difícil en el papel.

Y es que la ciudadanía está harta de malos gobiernos, y para ganarse su apoyo, no bastará con seguir el manual que por décadas ha seguido el PRI al pie de la letra. El reto en 2013 se vislumbra mayúsculo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios