22 de Noviembre de 2018

Opinión

AMLO y Cárdenas vs. Luis Miguel

Los políticos están para dar explicaciones imposibles, darle vuelta a los datos duros, comprometerse a medias y apelar al Alzheimer selectivo a la hora de los guamazos.

Compartir en Facebook AMLO y Cárdenas vs. Luis MiguelCompartir en Twiiter AMLO y Cárdenas vs. Luis Miguel

Rápidamente, atorado por enésima vez en Eje Central por las movilizaciones magisteriales, rodeado de no muy amables granaderos, cercada la zona y entendiendo que muchas de sus exigencias tienen sentido, como una epifanía me surgió una pregunta fundamental: ¿no será que la CNTE es americanista y solo le falta ponerse la playera del “Ódiame más?”.

Es muy de mexicanos exigir a los políticos que se den baños de pueblo, sobre todo cuando se viven situaciones de emergencia, en una especie de necesidad ontológico-psicológica por que, aunque sea por un momento, los niños mimados de la vida y con fuero sientan las experiencias del damnificado. Digo, como si con eso el alto funcionario pudiera llegar a generar una empatía con las víctimas o pudiera nacer en ellos un genuino espíritu solidario. 

Por eso, cuando un hombre le gritó al gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, que no se fuera nomás por lo sequito, que se animara a ensuciarse en colonias desamparadas de Kafkapulco como la Luis Donaldo Colosio, no pudo sonar más imprudente y cavernario. Como sea, deberían de agradecer que don Ángel Heladio se diera una vuelta por las zonas menos pantanosas, pues sería una desdicha que se le ensuciaran sus impecables guayaberas.

No, los políticos no están para darle gusto a los populistas ni arruinarse el manicure. Están para dar explicaciones imposibles, darle vuelta a los datos duros, comprometerse a medias y apelar al Alzheimer selectivo a la hora de los guamazos. Y si no, siempre le quedará a tan distinguido guerrerense, sacar el promocional de Luis Miguel donde habla de las maravillas del estado.

Ya se sabe, en la tierra de los macrosimulacros el tuerto es rey.

Y para lo que costó el spot , hay que aprovecharlo. Ya quisieran Cuauhtémoc Cárdenas y AMLO  el apoyo del Sol en al ritmo de “no culpes al Noroñas, no culpes a la CNTE, no culpes a las lluvias, será que no nos amas”, ahora que de manera insólita se unieron para luchar contra la madre de todas las reformas peñistas, la energética. Lo que no unieron los procesos electorales, lo unió Pemex. Aunque ya se veía venir el reencuentro de titanes luego del acercamiento de Porfirio Muñoz Ledo y el ingeniero, no pensé que Dios nos iba a prestar vida para ver esto.

Ya nomás falta que Los Chuchos se unan a los bejaranistas. Su fuerza es tal, que hasta podrían meter a los Pikolines en la lista de convocados de Vucetich para la selección nacional, que parece dictada por Chepo de la Torre. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios