20 de Julio de 2018

Opinión

Amparo con sabor electoral

Los que conocen de política saben bien que una hoja no se mueve sola y, en este caso, la decisión de mandar a Elba Esther Gordillo a su casa fue movida por los fuertes intereses de Los Pinos.

Compartir en Facebook Amparo con sabor electoralCompartir en Twiiter Amparo con sabor electoral

A cuatro años de ser aprehendida por el delito de operación con recursos de procedencia ilícita y malversación de fondos por 2 mil 600 millones de pesos en perjuicio del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación y después de dos años de que sus abogados pidieran clemencia por su edad, al fin un juez federal le otorgó un amparo a Elba Esther Gordillo, ex líder del SNTE, para que continúe en prisión domiciliaria los procesos legales en su contra.

La maestra tenía derecho al beneficio de la prisión domiciliaria, debido a que padece de múltiples enfermedades, entre ellas hepatitis viral tipo C, hipertensión arterial, insuficiencia renal moderada y dos aneurismas vasculares, además de que sólo tiene un riñón, por lo que su reclusión hasta estas fechas denotaba más una sentencia política que la simple aplicación de la norma jurídica. Ahora sólo falta terminar el proceso y en un par de semanas regresará a su casa.

Los que conocen de política saben bien que una hoja no se mueve sola y, en este caso, la decisión de mandar a la Gordillo a su casa fue movida por los fuertes intereses de Los Pinos. Es muy claro que, aunque recluida en prisión domiciliaria, la maestra cuenta con el apoyo de todos los dirigentes de su sindicato, pues fue ella misma quien los formó y capacitó, uno a uno, para las lides políticas, respaldándolos con su partido Nueva Alianza. Hoy, ante la debacle del priismo nacional, la maestra es una fuerte aliada, ya que cuenta con una estructura de activismo seccional comparable a la de cualquier partido de los grandes. Con todos los pronósticos en contra, no fue descabellado otorgar el perdón con tal de sumar al magisterio nacional, pues el tucán verde ya no suma lo suficiente para garantizar la continuidad tricolor en el Estado de México.

A menos de cien días para que el próximo 4 de junio suene el primer round en la tierra de Peña, los partidos en coalición PRI, Nueva Alianza, PVEM y Encuentro Social, dejan ver una lejana esperanza que puede cristalizar el sueño priista. El proceso electoral que se realizará en el Estado de México es el laboratorio político de lo que serán las elecciones presidenciales de 2018, en donde se verán las caras tres grandes fuerzas políticas representados por Alfredo del Mazo, PRI; Josefina Vázquez Mota, PAN, y Delfina Gómez, PRD. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios