19 de Septiembre de 2018

Opinión

Ampollas, virus y vesículas

El Herpes Zóster o “zona” es producido por el HV 3 o el virus de la varicela, ocurre en personas que han tenido varicela.

Compartir en Facebook Ampollas, virus y vesículasCompartir en Twiiter Ampollas, virus y vesículas

La ampolla es una lesión elemental de la piel, que se define como un levantamiento de contenido líquido y transparente; se llama vesícula cuando mide menos de 5mm y ampolla, bulla o flictena cuando es mayor de este tamaño.  Puede ser producida desde por la fricción de un zapato nuevo hasta  por enfermedades que pueden poner en  riesgo la vida. 

Hay un grupo de padecimientos que comparten esta lesión y que son producidos por la familia de los llamados herpesvirus (HV ). Los tipo 1 y 2  son los que causan  el herpes simple que afecta la piel y las mucosas bucal y  genital, el HV 1 afecta de la cintura para arriba y el HV 2 de la cintura para abajo, pero por la práctica del sexo oral esta distribución puede invertirse. Herpes quiere decir reptar.

La primoinfección o infección inicial suele atacar en edad temprana  por el contacto directo o incluso ocurrir en el canal del parto de mujeres que padecen la enfermedad; el período de incubación es de 2 a 20 días, en el 95% de los casos pasa inadvertida, pero cuando los síntomas se presentan son intensos, con fiebre, inflamación de los labios, afectación de las encías y lengua o de los ojos, o el llamado eczema herpético, que es una diseminación de las vesículas en la piel, o la afectación de la punta de los dedos (panadizo herpético). 

Cuando se trata del HV2 se afecta el pene, el escroto, la vulva y vagina o regiones glúteas, estas lesiones tienen tendencia a la curación en 10 a 15 días.

Después de este evento inicial, el virus se aloja en un ganglio neural, donde permanece latente hasta que las condiciones inmunológicas del paciente permitan la recaída,  que puede ser una verdadera calamidad por su recurrencia, ya que no deja una inmunidad permanente y hay algunos factores desencadenantes, como enfermedades que producen fiebre, exposición al sol  prolongada, el  estrés físico o emocional, mal dormir,  mala alimentación, la menstruación, etc.

El cuadro clínico de la recaída es muy conocido, se le llama “fuegos” cuando aparece en los labios y se caracteriza por un ardor inicial y la súbita aparición de un racimo de vesículas que pronto se rompen dejando una zona erosionada; en el HV 2 la zona afectada es la genital o las nalgas, donde habitualmente es muy doloroso; en alrededor de siete días se curan estas lesiones sin dejar cicatriz, sólo en pacientes inmunodeprimidos duran más, se ulceran y se diseminan. El tratamiento es para espaciar los brotes y acortarlos.

El Herpes Zóster o “zona” es producido por el HV 3 o el virus de la varicela, ocurre en personas que han tenido varicela y que con el tiempo su inmunidad se redujo,  por lo que este virus, que quedó latente en un ganglio neural,  se reactiva y produce vesículas en el trayecto de nervio correspondiente, antecedido por dolor y ardor. 

El tratamiento debe iniciarse lo antes posible para evitar su dolorosa y crónica complicación, la neuralgia postherpética, que puede durar el resto de la vida.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios