18 de Febrero de 2018

Opinión

Análisis... y no de sangre

Cada quien es libre de pensar y tener la postura que quiera; no hay cosa más sana que cada quien piense como le de la gana. Hay que aprender a tolerar y respetar las posturas de los demás.

Compartir en Facebook Análisis... y no de sangreCompartir en Twiiter Análisis... y no de sangre

Mare el país ha estado muy movido, primero, y para no variar, con la euforia del futbol: ya dio inicio la Copa América y la Selección de México venció a su similar de Uruguay por marcador de 3 goles contra 1, un partido interesante. Uruguay se vio un poco tibio, o no tan fuerte como se esperaba, a lo mejor empezó muy sacado de onda por aquello de que en vez de su himno les metieron el de Chile, y eso a cualquiera le sacaría de onda, aunque algunos estarían felices... siempre y cuando sean de Chile, claro; bueno cada quien con su gusto. 

Y hablando de gustos, a muchos no les gustó, a otros sí y a los demás les dio igual, pero resulta que el presidente Enrique Peña giró la iniciativa para que en todos los estados del país ya puedan tener el derecho de casarse y adoptar personas del mismo sexo. Es impresionante cómo la gente se desgasta en las redes, haciendo una polémica y tratando de convencer con sus argumentos a los que piensen de manera contraria. En seguida dicen: Ese que piensa así será condenado, o el que piensa de esta forma de seguro porque es closetero y no encuentra la llave. Puras vaciladas, cada quien es libre de pensar y tener la postura que quiera; no hay cosa más buena ni más sana que cada quien piense como le de la gana. Lo que hay que hacer es aprender a tolerar y respetar las posturas de los demás, estemos o no de acuerdo, tan tan. 

Y hablando de tan tan, una forma coloquial de decir que terminó algo, mare qué manera de terminar el proceso electoral en el cual quedó claro el sentir de la gente, que más que perder los partidos creo que fueron los candidatos. Hoy por hoy eso está pesando mucho a la hora de los votos. Me dijeron los escritores de Milenio Novedades que Manlio Fabio Beltrones ya no va a comer a restaurantes porque le dicen: ¿Todo bien?, ¿o gusta más PAN? Mare qué chivas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios