18 de Julio de 2018

Opinión

Angulos del bullying

Como en todas las empresas, es común recibir en ciertas temporadas de primavera y verano, según los planes de estudio de cada plantel...

Compartir en Facebook Angulos del bullyingCompartir en Twiiter Angulos del bullying

Como en todas las empresas, es común recibir en ciertas temporadas de primavera y verano, según los planes de estudio de cada plantel, a los universitarios que por alguna razón de porcentaje académico o como requisito necesitan cumplir con prácticas profesionales o servicio social.

Casi la mayoría,  y no puedo asegurarlo, por eso digo que “una gran parte de ellos”, busca integrarse en alguna actividad relacionada con su carrera, pues lo que se pretende es adquirir experiencia y hasta cierto punto tener un paso adelante para ser contratados al terminar sus estudios.

Precisamente en estos días tuve la oportunidad de conocer a un estudiante que me hizo recordar mi paso por la escuela, así como reflexionar sobre las necesidades actuales y principales problemáticas a los que se enfrentan los planteles educativos, entre ellos el llamado bullying o acoso escolar.

Me preocupan varias situaciones, la primera es que apenas la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, ubicó que México ocupa el primer lugar a nivel mundial en casos de bullying. Según su estudio, cerca de 19 millones de estudiantes de primaria y secundaria son víctimas de violencia escolar; 40.24 por ciento ha sufrido acoso; 25.53 por ciento ha sido insultado; 17 por ciento,  golpeado y 44.47 por ciento, víctima de violencia en redes sociales. El primer porcentaje, arroja, desde luego, que en la escuela es dónde se produce un gran número de actos delictivos, por ello es importante no dejar a un lado los programas que organismos sociales y de seguridad pública implementan con el objetivo de llevar a las escuelas pláticas de que la violencia no es la forma de comunicarnos con los demás, sino que al contrario se hace más difícil el paso de los jóvenes por los planteles.

El segundo porcentaje, relacionado con el insulto, tiene raíces desde la educación que se recibe en casa, desde la manera en que nos relacionamos y respetamos en cada familia; influye si todo el tiempo escuchas o vives con violencia intrafamiliar. Es en el hogar donde se pueden fomentar los valores, y no quiero resultar idealista con este comentario, sino plantear que uno conoce los valores sociales y morales en el seno familiar que se te presenten desde la infancia, es decir, desde que los padres se toman el tiempo para platicar y acercarse a los hijos. Tengo claro que en otras familias esto puede resultar imposible, pues no es el modo de vida.

Con relación al tercer porcentaje –golpes-, precisamente esta semana se realizó en una región de Cancún un trabajo extraordinario por parte de la red de prevención que conforma también el Observatorio de Violencia, dedicado sin duda a la investigación -como pocos centros de este destino-; me sorprende el gran esfuerzo que realizan para fomentar entre la población una conciencia de que la violencia debe de ser tratada desde todos los ángulos. Programas como éstos que están en las regiones pueden ayudar en el trabajo social para que en una escuela se eviten abusos como el bullying entre los niños o adolescentes.

Finalmente, el porcentaje que más me llamó la atención fue el de las víctimas de violencia a través de las redes sociales. Según otros estudios, el 96 por ciento de los jóvenes usa internet, la mayoría a diario y principalmente para entretenerse y realizar “tareas”, y de ese número, el 83 por ciento utiliza las redes sociales, lo que lo convierte en el segundo medio más usado, sólo por detrás de los teléfonos inteligentes, es decir, los adolescentes navegan y pasan mucho tiempo en línea, por eso sin duda, el tiempo de ocio dedicado a postear en Facebook u otros sitios es de pensarse. Ahí es donde dirijo mi principal propuesta: ¿por qué sería importante dedicar más tiempo a campañas en redes sociales? Porque las estadísticas actuales reflejan que la vida en línea compuesta por paginas o portales son los espacios en donde mayor tiempo se concentran  los jóvenes, y precisamente hablando de una de ellas, en YouTube podemos encontrar cientos de videos de alumnos de todos las entidades federativas y de decenas de escuelas donde exponen el bullying o “acoso escolar” que realizan a otros compañeros o amigos, así como también podemos encontrar a niños cantantes que le dedican a sus padres piezas musicales, donde el principal componente de la letra son los abusos recibidos por parte de compañeros en sus etapas escolares.

Entre los principales orígenes o causas que encontré en diversos artículos están: Que cuanto más  grande sea un plantel educativo, hay mayor riesgo de que exista el bullying, esto enfocado a que una escuela grande pierde el tacto y contacto de acercamiento con los niños, pues rebasan la capacidad de docentes y hasta prefectos para poder controlar la dinámica del día.

El segundo es que a veces hay ausencia, control y vigilancia en los centros educativos, esto porque no se cuenta con el personal capacitado para ello y ante estos escenarios es muy difícil que se puedan coordinar las áreas con el alumnado.

El tercer punto son las tensiones familiares o problemas que se reflejan en las actitudes y desenvolvimiento de los estudiantes, por ello la importancia de que se cuente con un área específica de psicología que dé seguimiento, y me he encontrado que en los últimos años muchos planteles carecen de estos espacios o áreas sociales, que bien pueden ser de ayuda para los jóvenes.

Precisamente en un área destinada a escuchar y orientar como es la psicología, se pueden detectar las personalidades retraídas y los que de alguna forma están padeciendo una situación de bullying. Para combatir el acoso en las escuelas se han estructurado programas de difusión y comités civiles en algunos planteles, pues quienes se dedican al trabajo con los jóvenes se dan cuenta que hay etapas muy sensibles y que los amigos influyen en gran medida en las decisiones de éstos.

Así como en la red encontramos páginas dedicadas a informase sobre lo qué es el acoso escolar, también hay algunas dedicadas a combatirlo, tal es el caso de www.acosoescolar.info que tiene una doble función: explicar qué es y en caso de que alguien lo sufra, pueda pedir ayuda.

En los apartados de este portal, los niños, adolescentes y jóvenes pueden encontrar muy elemental y a su vez muy práctica información detallada de la forma de describir e identificar el maltrato entre compañeros, buscar apoyo y cómo acercarse a los padres para contarles su situación. Por ejemplo, dice un artículo de colaboración con está pagina de expertos, que hay muchas formas diferentes de que una persona sufra maltrato por un compañero, como iniciar burlas, reírse o dejar en ridículo a un compañero y maltratarlo, para sólo lograr que el compañero maltratado haga cosas que no quiere hacer y que le pueden traer problemas; exigirle dinero, sembrar rumores, chismorrear, amenazarle verbalmente o por escrito, darle empujones, pelearse o pegarle.

Al pasar todo esto lo importante es identificar que se trata precisamente de un acoso escolar y no de una etapa académica.  Hay muchas cosas por hacer con respecto a este tema, ya que con tan sólo con navegar un momento por las redes sociales uno se puede darte cuenta de que son sitios donde se concentran los jóvenes y su vez que están muy alejados de poder resolver el problema, pues mientras sitios como YouTube permitan que videos grabados con actos de bullying proliferen, será muy difícil erradicar una situación así, pero no es imposible.

Es un gran compromiso para toda la sociedad edificar nuevos y mejores proyectos para darle cobertura a las necesidades reales de las escuelas, abrir áreas de psicología, integrar a los grupos de trabajo, vigilar más de cerca la dinámica de los hijos y revisar que exista el respeto con cada una de las personas con las que conviven, ya que si desde pequeños nosotros le vamos dando forma a la vida, de ello depende el trato que tengamos con otras personas. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios