14 de Noviembre de 2018

Opinión

Antes de que sea tarde

Por la edad del planeta tierra (1) ya debemos darle un cuidado especial y sobre todo dejar de maltratarlo.

Compartir en Facebook Antes de que sea tardeCompartir en Twiiter Antes de que sea tarde

Ayer, al comentar sobre tu llegada a los 62 años y tu nueva forma de ver el mundo, a mi mente llegó un cuadro de “¿El llega a los 61, el planeta ya llegó a muchos más, pero mis hijas y mis nietos hasta cuántos podrán llegar?”, y esto me hizo ponerme a pensar en qué está pasando y cómo poder proyectar un mejor futuro para nuestros nietos y para nuestro planeta.

Si las cosas se presentan como se proyectan actualmente, eso nos da un panorama que podría pintarse en un cuadro plasmando lo siguiente: “Una montaña sin nada de nieve, en un valle casi sin árboles, en donde sólo existen tres casuchas totalmente maltrechas, al fondo se observa parte de un río al límite para secarse y en primer plano una familia pequeña con una bolsa de frutas no bien logradas; la tierra está muy seca y el padre cargando un cubo con agua a medio llenar, el niño juega con una quijada de vaca y la señora carga ropa con remiendos para colgarlos en un tubo incrustado al suelo en el centro del patio”.

Lamentablemente este panorama se está presentando de manera muy cotidiana en varias partes del planeta, situación que los medios de comunicación se han encargado de presentar sin falta, en cualquier noticiero, periódico o revista, y muchas veces en los diarios es la foto de la portada.

Si algunas veces pensamos que una persona a los 50 es una persona “ya grande” y de manera despectiva le decimos “viejo” y que requiere de cuidados especiales, con más razón por la edad del planeta tierra (1) ya debemos darle un cuidado especial y sobre todo dejar de maltratarlo.

Luego entonces es tiempo de ponernos las pilas y empezar a realizar acciones que ayuden a disminuir la contaminación ambiental, la desmedida generación de basura y frenar de una vez por todas la deforestación en nuestros bosques y selvas. Debemos empezar a actuar como sociedad y apoyar las acciones del gobierno y también por qué no exigir a éste que la las leyes ambientales se cumplan por parejo y acabar con el servilismo.

Pero no te preocupes esa pintura en caso de pintarse no será en México, pues confío en que nuestros gobiernos están tomando en serio las acciones necesarias para contrarrestar los efectos del cambio climático que estamos sufriendo y en que la sociedad ya está despertando y cada día da más importancia a los temas ambientales.

Debo reconocer también que el proceso de educación ambiental que hoy se está aplicando, sobre todo en las escuelas de nivel básico de todo el país, va por buen camino y que en breve se logrará avanzar hacia una verdadera cultura ambiental y eso a corto plazo nos marcará el camino a seguir por las nuevas generaciones para bien no sólo del planeta sino también para bien de la raza humana.

Oye Tocayo, ¡Gordo!, ¿Abuelo?, gracias por compartirme tus sentimientos percibidos al llegar a esa edad, eso me da un marco de referencia que me permita reforzar mi trabajo y actuar con la seriedad necesaria que me permita poner mi granote de arena y aportar acciones que conlleven al cuidado adecuado de nuestro medio ambiente (que en verdad es completo), y espero que cuando tenga la felicidad de tener nietos, ellos puedan disfrutar de lo que la naturaleza me ha permitido disfrutar a mí,  en estos años que me ha prestado Dios para habitar el planeta.

Sólo espero que nunca llegue el momento de escuchar esto:

Mamá, ¿qué era un pájaro?

Pues seguramente para ese momento ya no tendremos Mamá.
Tocayo, un abrazo. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios