12 de Diciembre de 2017

Opinión

La antigüedad del juego de pelota

Es importante destacar el hallazgo de 15 pelotas asociadas a un ritual y otras 4 recuperadas por unos campesinos, todas en el sitio arqueológico conocido como El Manatí, Veracruz.

Compartir en Facebook La antigüedad del juego de pelotaCompartir en Twiiter La antigüedad del juego de pelota

Hoy día se han escrito muchos textos sobre la importancia, el origen y la antigüedad del juego de pelota. Pero los datos relacionados con el contexto arqueológico son muy pocos, por eso resulta importante destacar el hallazgo de 15 pelotas asociadas a un ritual  y  otras 4 recuperadas por unos campesinos, todas en el sitio arqueológico conocido como El Manatí, Veracruz. Figurillas con barbiquejos, aditamentos para caderas, piernas y brazos, una especie de guantes o manoplas pegadas al pecho y bastones constituyen parte de la indumentaria usada por jugadores de pelota y el hecho de haberse recuperado en esa región hace suponer que esta práctica se inició entre los olmecas.

También se ha interpretado que los bastones o antorchas y manoplas se asocian al autosacrificio y a la legitimación de algún poder.

Hace 28 años, unos campesinos descubrieron varias esculturas y bustos de madera y otros objetos como cerámica, hachas, madejas de hule, restos óseos y pigmento rojo en Manatí. Los bastones de mando serpentiformes, labrados en madera, miden entre 40 y 60 cm. Y estaban sobre el pecho y a los costados de los bustos de madera. Todos estos objetos forman parte de un gran enterramiento ritual de decenas de esculturas de madera, hachas de jadeíta y serpentina, individuos, animales  y otros objetos sagrados que indican que fue un evento excepcional. Las primeras ofrendas  se remontan al año 1600 aC y son las 7 pelotas con dimensiones de 8, 12, 14 y 31 cm de diámetro (una). Luego de unos años se recuperaron dos artefactos que miden 25 cm de largo por 20 cm de ancho que al parecer estaban cubiertas con una fibra parecida al ixtle que sirvió para dar la forma circular a la pelota. Con estos datos podemos decir que los olmecas son los precursores de la vulcanización, usando la savia de la Ipomea alba.

Fray Bernardino de Sahagún señala que el hule fue utilizado en rituales relacionados con el agua, las tormentas y  el rayo. Los datos indican que el juego de pelota se practicaba desde el año 1600 aC y durante el periodo Clásico se popularizó en Mesoamérica.

La representación de decapitados aparece en los relieves de los juegos de pelota de El Tajín y Aparicio en Veracruz, en Chichén Itzá en Yucatán y en Izapa en Chiapas. En el Popol Vuh se menciona que la cabeza de Hunahpuh, que emuló a la pelota, colgaba de las ramas del árbol de jícara.

Las evidencias recuperadas nos llevan a inferir que las bolas de hule son ofrendas incluidas en el juego de pelota y que el hule fue utilizado en ceremonias relacionadas con el agua desde 1600 aC.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios