21 de Octubre de 2018

Opinión

Apaguen los focos rojos

Justo cuando más urge fortalecer con blindaje la industria turística tras la masacre en un bar de Playa del Carmen...

Compartir en Facebook Apaguen los focos rojosCompartir en Twiiter Apaguen los focos rojos

Justo cuando más urge fortalecer con blindaje la industria turística tras la masacre en un bar de Playa del Carmen -que indudablemente afecta la imagen del Caribe Mexicano-, a los senadores del PAN se les ocurrió la ingrata idea de “atentar” contra ciertas Secretarías de Estado, proponiendo la desaparición de la Sedatu, así como la fusión de Economía, Energía y, precisamente, la de Turismo.

Los promotores aseguraron que con medidas de reducción del gasto se ahorrarían 343 mil 897 millones de pesos, según el Plan de Responsabilidad Económica compuesto de 10 líneas de acción, divulgado por Ernesto Cordero, Roberto Gil y Jorge Lavalle, quienes encabezaron la presentación de la iniciativa, cuyo fin último es pagar la deuda nacional.

¿Desconocen los beneficios de un sector tachado “motor del desarrollo” durante las últimas administraciones federales? Probablemente no. Pareciera más bien ganas de incomodar, para expresarlo sutilmente. Porque en un año calificado “antesala electoral” por las elecciones generales de 2018, todo indica que ya conviene poner obstáculos a los adversarios políticos.

No se trata de magnificar la política pública de un régimen determinado, sino resaltar las ganancias reales y comprobadas de un ramo clave para la generación de empleos o la inversión, entre otras virtudes. Quizá baste un dato: el año pasado México regreso al “top ten” de los más visitados del mundo.

Representa el 8% del Producto Interno Bruto y crea casi 4 millones de empleos directos, sobre todo en el rubro “alternativo”, que está en pleno auge en comparación con el “tradicional”, debido a las características megadiversas del país, así como a la extensa lista de patrimonios culturales, lo cual evidencia que no se depende de sol y playa.

En Quintana Roo se conoce mejor que en ningún estado tal potencial, porque un altísimo porcentaje de la población vive de sus frutos, con todo y los ataques a bares, pues “la situación se encuentra bajo control para que nuestros turistas nacionales e internacionales puedan sentirse libres y protegidos”, sostuvo Marisol Vanegas, secretaria estatal de Turismo. 

Hay que defender los innumerables logros sin que ello signifique minimizar los daños inmediatos y colaterales de un hecho como este, no obstante sea “un acto aislado de violencia” para la autoridad. Porque para este año se tiene prevista la llegada de 4 millones 999 mil 800 visitantes a la Riviera Maya. Junto con Cancún, superarían los 10 millones gracias a una oferta hotelera de 81 mil 177 habitaciones.

Está por verse, ya que ahora vendrían las reacciones con alertas de Consulados, Embajadas y Gobiernos de los países emisores de turistas, que en un contexto de rebeliones ciudadanas e incertidumbres por la llegada de Donald Trump al poder estadunidense, podrían ser catastróficas para las proyecciones con estadísticas.

Es hora de echar a andar los planes complementarios, la creatividad, las alianzas y la promoción sin titubeos. No lo contrario. La primera prueba está a la vista: Fitur 2017 (del 18 al 22 de enero en España), donde seguramente increparán a la delegación nacional, más aún a la local, porque ha sido un escándalo mundial inocultable.

Desorbitado

Algunos turisteros dudan de la efectividad que tendría romper relaciones con empresas automotrices, “congelar” inversiones y cancelarlas, o por cuánto tiempo más será atractivo un tipo de cambio favorable para los visitantes. Se necesita más que eso en momentos de zozobra. Analicen y calculen bien los costos: los arrepentimientos son pérdidas irreparables en estos casos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios