24 de Septiembre de 2018

Opinión

Aquí la haces... aquí la pagas

He aquí algunos pasos para reclutar y seleccionar personal, y corroborar que deseamos tener una relación laboral con la persona seleccionada.

Compartir en Facebook Aquí la haces... aquí la pagasCompartir en Twiiter Aquí la haces... aquí la pagas

Si partimos de que el capital más importante de nuestra empresa es el capital humano, tenemos que empezar a dedicarle tiempo y atención a partir de nuestro reclutamiento y selección. Podremos no ser expertos, pero les garantizo que algunos errores que cometemos a veces, al momento de reclutar y seleccionar, suelen ser de sentido común. Si supiéramos, como cuando vamos a elegir pareja, qué perfil quiero y necesito para mí, ya sólo nos queda no pasar por alto algunos pasos mínimos que debemos seguir para corroborar que sí deseamos tener una relación laboral con la persona seleccionada.

Por esta razón te comento los 5 errores más comunes que cometemos al seleccionar a nuestro personal:

1.- No definimos perfil.- Esto es como querer comer algo que se te antoja, pero no saber qué es. Primero debemos definir el perfil de la persona, desde grado académico, edad, sexo, habilidades, etc. Mientras mejor definido tengas tu perfil, más fácil vas a filtrar a los que no lo cumplen. 

2.- No establecemos funciones.- Tienes que establecer qué funciones va a realizar la persona contratada. Mucha de la rotación que tenemos a veces sucede por no especificarle al contratado qué tareas y responsabilidades va a tener.

3.- No pedimos referencias.- Contamos con un currículum completo de la persona enfrente de nosotros y no tomamos el teléfono para pedir referencias de su persona y de su desempeño laboral en otros trabajos. Una carta de recomendación no es suficiente.

4.- No ponemos tiempos de prueba.- Toda persona que vaya a ejecutar un puesto en tu empresa debe tener un tiempo de prueba para ver si logra adaptarse al puesto o a las funciones que va a realizar. El tiempo de prueba lo defines dependiendo del puesto.

5.- No somos pacientes.- En algunas ocasiones, por la premura de nuestra necesidad de contratar a alguien que ocupe un puesto determinado, nos vamos por una opción que nos parece como viable, pero no la más viable. Para tener a la persona que realmente necesitas hay que ser pacientes y esperar al que nos parezca más indicado.

No olvides dos cosas: la primera es capacitar a la persona que selecciones y, por otro lado, hacerle ver y entender qué es lo que realmente busca tu empresa. Una mala selección y aquí la haces… y aquí la pagas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios