24 de Junio de 2018

Opinión

Arma de protección masiva

Para el 200 Tailandia logró reducir los hijos por familia de 7 a 1.5 y el crecimiento poblacional de 3.3% a un 0.5%.

Compartir en Facebook Arma de protección masivaCompartir en Twiiter Arma de protección masiva

Tailandia era un país sumamente pobre y mucha gente vivía con lo mínimo. Aun así las familias alcanzaban los 7 hijos en promedio y un crecimiento desbordado del 3.3%. El futuro del país estaba en peligro y decidieron actuar. 
Empezaron con píldoras. Las mujeres aceptaron usarlas, pero necesitaban un doctor para recetarlas y había muy pocos de esos en el país. Así que emprendieron un trabajo fantástico capacitando enfermeras. 

También contactaron a los líderes de cada comunidad, normalmente tildados como la causa del problema, y los convirtieron en la solución.

Donde hubiera personas vendiendo algo era posible conseguir anticonceptivos. En cada tiendita, mercado, puesto de comida, cafeterías… hasta los taxistas y policías de tránsito repartían condones.

Decidieron acercarse a la religión: la imagen de monjes tirando agua bendita sobre píldoras y preservativos por la santidad de la familia recorrió cada rincón del país. 

La percepción de las mujeres cambió: “No es de extrañar que no tenga efectos secundarios. Están bendecidos”. Necesitaban a toda la sociedad unida, por lo que también se aliaron a los maestros: capacitaron a 320,000 maestros en 5 años.

Mezclaron la educación con el entretenimiento: hacían jugar a los niños con preservativos, como las carreras de relevos con condones o el campeonato de inflado . El condón se convirtió en el mejor amigo.
Introdujeron un microcrédito para las mujeres que practicaban la planificación familiar: “Si está embarazada, cuide su embarazo. Si no lo está, puede tomar un préstamo”. Estos fueron tan exitosos que, cuarenta años después, siguen vigentes.

Crearon el Festival de la Vasectomía. Y los hombres podían hacerse una vasectomía y comerse una salchicha después (el simbolismo fue a propósito).

Ya no parece tan ridículo el Capitán Condón, una especie de superhéroe que usaron como símbolo, cuando revisamos los resultados: para el 2000, Tailandia logró reducir los hijos por familia de 7 a 1.5 y el crecimiento poblacional de 3.3% a un 0.5%. 

Para el 2003 lograron disminuir los nuevos contagios de VIH en un 90%, salvando 7.7 millones de vidas.
Como dijo el responsable de esto, Mechai Viravaidya –conocido como el Sr. Condón-, el preservativo es un arma de protección masiva. Y también México podría usarlo (con seriedad) para combatir la pobreza y el hambre.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios