21 de Septiembre de 2018

Opinión

La arquitectura, su significado en una ciudad hegemónica

La representación que se observa en las fachadas de los edificios públicos emite símbolos dirigidos a los dioses, a los ancestros, a los gobernantes, a la élite y a la memoria colectiva del pueblo.

Compartir en Facebook La arquitectura, su significado en una ciudad hegemónicaCompartir en Twiiter La arquitectura, su significado en una ciudad hegemónica

La producción de la arquitectura pública y los espacios urbanos transforma el medio natural para lograr diseños culturales previamente planeados con el propósito de proyectar mensajes simbólicos de manera intencional por medio de un discurso codificado. En este sentido, la representación que se observa en las fachadas de los edificios públicos emite símbolos dirigidos a los dioses, a los ancestros, a los gobernantes, a la élite y a la memoria colectiva del pueblo.

Pero también llaman la atención manifestaciones arquitectónicas que no son locales  y que nos llevan a realizar un análisis de los rasgos y contextos para acercarnos a la problemática y proponer una explicación más coherente de estos fenómenos. En Uxmal, a la fecha, se han registrado cinco edificaciones en el núcleo central  del asentamiento; dos de estas estructuras de estilo Chenes se encuentran al norte de la Gran Plataforma de Palacio del Gobernador, otras dos están en el costado poniente de la referida estructura. Pero el más evidente se halla  en el remate de la escalinata poniente del Templo del Adivino,  provista de una enorme portada zoomorfa que está por demás explicar, pues quienes han estado en Uxmal la recordarán perfectamente. La presencia de la arquitectura Chenes en el núcleo central de Uxmal nos permite inferir que a partir del lugar en el que se encuentran, la forma de las edificaciones, disposición y contenido arquitectónico de los mismos, revelan la presencia de dos o más facciones políticas o ideológicas.

Asimismo, la presencia  de expresiones culturales como la arquitectura Chenes en Uxmal, entre ellas la gran urbe del Puuc, también pudiera interpretarse como sociedades rituales y territorialidad religiosa, como menciona Lorena Williams. Otro aspecto importante que se asocia a la arquitectura es el color rojo que equivalente a la sangre plasmada en las fachadas o en determinadas áreas  de la arquitectura pública; el color rojo estaba dedicado a la memoria colectiva de los ancestros, como miembros de las facciones políticas o linajes que residían en la regiones de los Chenes. Estas edificaciones también pudieron funcionar como casa para reuniones de conjuro o de consejo. Esta intrusión arquitectónica es la forma de manifestarse como capital regional, en donde estos centros se convierten en ciudades reales, rituales, con una hegemonía regional.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios