15 de Diciembre de 2017

Opinión

Arranca el proceso electoral

Con la iniciativa turnada por el gobernador Roberto Borge para autorizar candidaturas independientes en el próximo proceso electoral de principios de julio de 2013 inició formalmente la batalla política, obligando a los alcaldes de oposición a cerrar filas para torpedear la iniciativa tan aceptada a nivel popular, pero que provoca urticaria en mandos efectivos de la oposición por su aparente potencial devastador.

Compartir en Facebook Arranca el proceso electoralCompartir en Twiiter Arranca el proceso electoral

Con la iniciativa turnada por el gobernador Roberto Borge para autorizar candidaturas independientes en el próximo proceso electoral de principios de julio de 2013 inició formalmente la batalla política, obligando a los alcaldes de oposición a cerrar filas para torpedear la iniciativa tan aceptada a nivel popular, pero que provoca urticaria en mandos efectivos de la oposición por su aparente potencial devastador.

 
Hasta ahora se mantiene una batalla muy cerrada en los ayuntamientos, ya que los cinco del PRI dieron luz verde, mientras tres – Felipe Carrillo Puerto, José María Morelos y Lázaro Cárdenas– dijeron no, estando pendientes Benito Juárez e Isla Mujeres, gobernados por PRD y PAN.
 
Sin embargo, el proceso de Felipe Carrillo Puerto fue irregular, por lo que sería repuesto en breve, alterando en definitiva el marcador si es que Isla Mujeres opta por la negativa. La oposición teme que el PRI mande a la guerra con fusil a figuras bien posicionadas que pueden sembrar el caos en municipios y distritos altamente competidos, comenzando por Benito Juárez, que a partir de esta contienda tendrá un peso mucho mayor por su elevado número de distritos arrebatados al sur, sobre todo.
 
En Cancún se especula con la posibilidad de que Marybel Villegas Canché rompa con el PAN con justificada razón, para ser postulada por el PT, candidatura que sin lugar a dudas dividiría el voto opositor, tomando en cuenta el posicionamiento de la ex diputada local chachista-perredista.
 
Un escenario de oposición dividida puede ser una sinfonía para los inquietos oídos del
PRI, ya que son las condiciones idóneas para tener la alcaldía de Benito Juárez a tiro de piedra, con la condición de que postule un candidato aceptablemente competitivo y los perdedores acepten cerrar filas.
 
Por Chetumal, Eduardo Espinosa Abuxapqui se sigue reafirmando como una carta altamente competitiva, sobre todo por el limitado perfil del resto de los aspirantes. Este municipio no aguanta más improvisaciones y requiere con urgencia una cirugía mayor.
 
En apariencia, el oponente más sólido en el sur es el panista José Hadad Estéfano por su trayectoria sin titubeos, aunque tendrá que contar con el pleno respaldo de su partido, mezquino cuando se trata de liberar recursos, ya que siempre parten del principio de que Othón P. Blanco es propiedad del PRI, por lo que se conforman con hacer la finta para conseguir la regiduría de siempre.
 
El desenlace de la votación en Benito Juárez e Isla Mujeres es interesante, porque marcará el rumbo de la elección que se avecina, dejando la competencia sin cambios permitiendo las candidaturas independientes. 
 
Todos saben que la elección ya inició formalmente e irá subiendo de tono en los próximos días.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios