14 de Noviembre de 2018

Opinión

Aunque perdiera el PRI, ganaría Peña

El PAN no está dispuesto a soltar el bastión que representa Baja California, ya tuvo bastante con las pérdidas del año pasado.

Compartir en Facebook Aunque perdiera el PRI, ganaría PeñaCompartir en Twiiter Aunque perdiera el PRI, ganaría Peña

Tus deseos son mis desórdenes. Florestán

 

El pasado martes 22 le contaba en este espacio de las elecciones de julio próximo en 14 estados, de las que destacaba la única gubernatura en juego, Baja California, santuario panista desde 1989 tras la victoria de Ernesto Ruffo.

Y que ahora, con el PRI de regreso en Los Pinos, esa elección tomaba otra dimensión.

En primer lugar —decía— porque Enrique Peña Nieto es un priista-priista de los que quieren ganar todas las elecciones y esta es su primera como presidente de la República y, segundo, porque el PAN no está dispuesto a soltar ese bastión, ya tuvo bastante con las pérdidas del año pasado, e irá con todo, sabedor del desgaste que tiene como partido tras cuatro gobiernos seguidos en los que el PRI, si bien ha recuperado algunas posiciones locales, no ha sabido construir ningún liderazgo fuerte y solo cuenta con Jorge Hank Rhon.

La decisión priista de quién va a ser el candidato del PRI es de Peña Nieto. ¿Hank Rhon? ¿Ese va a ser su sello?

Tendrá que sopesar si vale la pena ganar, y eso a ver, Baja California, con él o jugársela, incluso perder, con otro priista.

Porque me pregunto: un triunfo de Hank Rhon ¿sería de verdad una victoria para Peña Nieto?

En lo personal, no lo veo candidato —le decía aquí hace tres semanas.

Y al final no lo fue, a pesar de la presión y de sus recursos.

La decisión fue para Fernando Castro Trenti, un aspirante de toda la vida que no garantiza el triunfo, pero evita la derrota que para Peña Nieto hubiera sido una posible victoria de Hank Rhon.

Recuperar el PRI Baja California, tras un cuarto de siglo de gobiernos panistas, sería un triunfo de Peña Nieto en la primera elección de gobernador que le toca como Presidente de la República.

Aunque eso llevaría a una ruptura con el PAN de Gustavo Madero y un quiebre en el Pacto por México.

RETALES

1. FALSO. Dice el secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete, que desde hace dos años no se hacía una revisión al edificio de Pemex colapsado por la explosión de gas. Falso. La última fue en noviembre de 2012, y la aprobó;

2. APOYO. Publicó MILENIO que tras la violación a las seis turistas españolas en Acapulco, la Secretaría de Turismo replantea los programas de promoción y apoyo. Eso sería un error. Ahora más que nunca debe reforzarlos; y

3. LIMBO. Sergio García Ramírez me responde la pregunta de ¿por qué aceptó si iba a renunciar? Y me dice: Por el mismo motivo que una persona convocada a resolver un problema grave participa inmediatamente en la tarea, sin que eso signifique que permanecerá. Cuando el problema queda resuelto y la urgencia desapareció, cuando esto ocurre, cesan los motivos que determinaron su participación. Y por eso.

Nos vemos mañana, pero en privado.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios