24 de Septiembre de 2018

Opinión

Avanza el mando único policial

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, dijo el viernes pasado que es momento de establecer las 32 policías únicas estatales...

Compartir en Facebook Avanza el mando único policialCompartir en Twiiter Avanza el mando único policial

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, dijo el viernes pasado que es momento de establecer las 32 policías únicas estatales para responder mejor a los fenómenos de cada localidad, a fin de formar un solo frente sumando esfuerzos y capacidades para brindar mayor seguridad. Así, reconoció además una “dispersión” en muchas de las mil 800 corporaciones municipales del país, ya que cada una tiene protocolos, procesos y estándares distintos, y que en algunos casos éstos son inexistentes.

Visto de esa manera, es un desafío colosal el mando único, porque se pretenden instituciones profesionales, confiables y articuladas; es decir, instruidas al máximo, íntegras y respetuosas de los derechos humanos, así como capaces de utilizar eficazmente todos los recursos públicos disponibles. Pero con el mismo personal, lo cual no da la certeza de que mejorará la percepción ciudadana, acaso el mayor reto de todos, pues la reconciliación con la sociedad seguirá siendo un objetivo distante, pese a los múltiples programas de proximidad.

Es que la mala imagen de los agentes es difícil de contrarrestar, por más que les impartan capacitaciones, certificaciones y sensibilización en temas de los derechos humanos. Incluso, el rechazo parece cuestión cultural, automática, ya que muchos los asocian a la corrupción, la mediocridad y el despotismo. Entonces, una nueva etapa en las policías debe estar acompañada necesariamente por una nueva y mejor percepción del ciudadano. De lo contrario, implicará cambiar las siglas, pero no la esencia, convirtiéndose en un fracaso.

En Quintana Roo ya se ha trabajado bajo el mando único, con resultados prometedores. Recientemente fue aplicado debido a los homicidios contra mujeres en Cancún, logrando de inmediato mayor presencia y, aseguran algunos, efectos positivos en cuestión de horas, ya que ligan las detenciones de los presuntos asesinos al acoplamiento de las corporaciones en funciones. De ser así, el ensayo fructificó en un tiempo inmejorable y con miras a implementarlo sin apuros.

¿Cuáles serían sus beneficios? Uno de los más esperados es contar con una fuerza superior, con estrategias y técnicas más completas para enfrentar con eficiencia a los delincuentes en cada una de sus vertientes, sobre todo en aquellas zonas donde el índice incrementa o los elementos son pocos comparados con la población.

Al no existir libre albedrío de los políticos locales, podría evitarse que los efectivos sean utilizados con fines personales o que se les encarguen tareas ajenas a sus intereses o facultades, como suele ocurrir en determinadas circunstancias.

Al emplear el control de confianza, el estado sería un filtro más seguro en esa materia, el cual dispondría del personal según las necesidades de seguridad y en cumplimiento a los asuntos operativos, ya no tanto administrativos, porque se reduciría la burocracia.

Los ayuntamientos cuentan con presupuesto del Subsemun (Subsidio para la Seguridad en los Municipios), el cual no es despreciable como ingresos a las arcas locales, por lo que, si bien sería complicado renuncien a esa entrada, se acabaría el mal uso que pudieran darle; aunque ello, a fin de cuentas, dependerá de la transparencia y la rendición de cuentas, factores a reimpulsar con este modelo.

En definitiva, aunque en teoría el mando único brinda ventajas que favorecen el combate a los criminales, el factor humano puede implicar en la práctica algunas adversidades, por lo cual debe cuidarse tanto los sueldos como los valores y la preparación de quienes estén al frente. 

En los hechos recientes las policías de la Zona Norte actuaron con disciplina, subordinándose a las jerarquías y los procedimientos, lo que da un respiro. Antes de ser un hecho consumado, en la entidad ya están tomando medidas para garantizar que el mando opere para mejorar la seguridad y no que sirva a otros fines, lo que constituye un avance significativo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios