23 de Septiembre de 2018

Opinión

¡¿Ay, mamachita, y si sale la Gordillo?!

Si llega a salir por la puerta grande del penal de Tepepan, seguro no se esconderá en la penumbra como Caro Quintero sino que forjará su venganza y será terrible.

Compartir en Facebook ¡¿Ay, mamachita, y si sale la Gordillo?!Compartir en Twiiter ¡¿Ay, mamachita, y si sale la Gordillo?!

La humedad está de moda. Lo que en otros tiempos fueron las botas de charol o andar de guía de turistas a lo Lara Croft, ahora es mojarse los pantalones. Si quieres estar in en este sexenio hay que ensuciarse la guayabera y salir a la intemperie a dar fe de la existencia de esa extraña estirpe de los damnificados.

Digo, de los que estén a la mano de la civilización, no de aquellos que tienen la mala costumbre de vivir en zonas ajenas al dios de las despensas.

Bonito ver a esos funcionarios y sus achichincles surcando las aguas estancadas como en un anuncio de Banana Republic, en arranque solidario que se viste de patria. Una especie de homenaje al camarada Mao Tse-Tung cuando en un arrebato moral y aleccionador cruzó a nado el Yang Tse Kian en nombre de la Revolución Cultural.

Es una tristeza que tan idílicas imágenes hayan sido interrumpidas por la alucinante noticia de que la maestra Gordillo, bête noire del PRIcámbrico temprano, ha ganado un amparo. Esto no significa que obtendrá su libertad de inmediato, pero sí que podría estar más cerca de salir del tambo que los Pumas de ganar un partido.

Como quiera que sea, fue el clásico quitarrisas. Peor que el que le aplicaron a la Femexfut cuando supieron que, además de la catástrofe financiera que significaría no ir al Mundial (y a las termas), tendrían que pagar IVA. Bueno, más gacho que el enésimo rescate carretero de la Autopista del Sol que, como diría el arquitecto Tuca Ferreti, está más mal hecha que estadio del Santos de Torreón.

Quitarrisa porque se suponía que la maestra era el chivo expiatorio del sexenio, aunque con su linchamiento no haya cambiado nada. Bueno, salvo el semblante de la ex secretaria general de Nueva Alianza, Mónica Arriola, que luego de los sinsabores que le han hecho pasar los zánganos del Panal ya merecía una buena noticia de su jefecita. Bueno, también cambió la imagen del nuevo líder SNTE, Juan Díaz de la Torre, que parece muñequito de ventrílocuo.

Si por lo mal hecho del debido proceso (¿no será que la averiguación de la PGR todavía la alcanzó a hacer Maricela Morales?), Elba Esther Gordillo Morales llega a salir por la puerta grande del penal de Tepepan, seguro no se esconderá en la penumbra como Caro Quintero sino que forjará su venganza y será terrible.

El huracán Elba Esther hará ver a Ingrid y Manuel como Carmela y Rafael.

¡Ay mamachita!, diría Resortes.

www.twitter.com/jairocalixto

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios