19 de Septiembre de 2018

Opinión

Azul panista destintado

Algo pasa en el PAN pero los cierto es que pese a exigir una rendición de cuentas y transparencia, todo queda en declaraciones públicas, conferencias de prensa, denuncias o solicitud de información, sin presentar pruebas contundentes.

Compartir en Facebook Azul panista destintadoCompartir en Twiiter Azul panista destintado

Algo pasa en el PAN pero los cierto es que pese a exigir una rendición de cuentas y transparencia, parece que carecen de argumentos legales y personas con buena moral que sustenten sus dichos, todo queda en declaraciones públicas, conferencias de prensa, denuncias o solicitud de información, sin presentar pruebas contundentes.

Peor, siguen sin llevar a las siguientes instancias sus quejas o denuncias, quizá porque ya saben lo que pasará y sin esos argumentos no hacen nada.

Lo único cierto es que si bien acaba de comenzar el año y los más de 350 días que aún le quedan al 2014 podrían suponer mucho tiempo para algunos, en política el tiempo se va rápido; los blanquiazules tienen en puerta la renovación de sus dirigencia nacional, se irá Gustavo Madero y la presencia del senador Ernesto Cordero Arroyo aquí en Yucatán, parece haber definido cómo estarán las cosas y la “línea” que seguirá el Estado respecto de para quien su voto como nuevo líder nacional.

En su visita a esta tierra del Mayab, Ernesto Cordero se lanzó contra su compañera en el senado, la priista Angélica Araujo, por un presunto desvió de 250 millones de pesos, señalando “que no es un caso más de fraude, es el desvío de los 250 millones de pesos y no crean en los argumentos de la Fiscalía del Estado para desestimar el caso, luego de la denuncia que interpuso el alcalde Renán Barrera”.

La exalcaldesa priista de Mérida no se calló y lo tachó de oportunista y mal informado, de hablador sólo para ganar simpatías pero “sin conocer el tema”; por si fuera poco, le recordó que carece de legitimidad para hablar de un posible desvío de recursos, cuando él no sólo fue acusado sino, inclusive, fue encontrado responsable de haber utilizado de forma discrecional y para su provecho personal el presupuesto asignado a la fracción panista del Senado por aquellas compras de joyas, botellas de ron, artículos de lujo de la marca Louis Vuitton y hasta chicles.

Pero esto no ha terminado, un diario nacional publicó una nota sobre una conversación en la que Cordero Arroyo tachó de “ladrones” a Gustavo Madero y al coordinador blanquiazul en la Cámara de Diputados, Luis Alberto Villarreal García. La charla presuntamente ocurrió a fines de noviembre pasado con el diputado panista Fernando Rodríguez Doval. A ver qué sigue.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios