15 de Agosto de 2018

Opinión

Bacalar para chetumaleños

La inconformidad de la clase política bacalarense en contra del alcalde taquero, José Alfredo “Chepe” Contreras Méndez, crece día con día...

Compartir en Facebook Bacalar para chetumaleñosCompartir en Twiiter Bacalar para chetumaleños

La inconformidad de la clase política bacalarense en contra del alcalde taquero, José Alfredo “Chepe” Contreras Méndez, crece día con día por su insistencia en dejar fuera de la jugada a los de casa, llenando los espacios de su administración con chetumaleños, principalmente.

Las primeras dos estocadas que sorprendieron a propios y a extraños fueron los nombramientos de Normando Medina Castro y Jorge Omar Muza Escalante como secretario general y Tesorero del Ayuntamiento, causando un enojo patente en Bacalar, pues ya se conocen los negros antecedentes de ambos.

Pero “Chepe” no se quedó conforme y se sigue rodeando de chetumaleños desplazando a sus paisanos que lo apoyaron, incluso en la campaña.

El viernes, el experto en tortas de cochinita presentó a dos nuevos funcionarios que ocuparán sendos espacios en el décimo municipio. Como su secretario particular, Contreras Méndez colocó a un completo desconocido, Eduardo Anguiano,  y en la dirección de Obras Públicas nombró a Jorge Leonardo Sánchez Castillo.

Ambos residen en Chetumal y no tienen ni la menor idea de cuáles son las necesidades propias del municipio de Bacalar, donde son rechazados abiertamente por todos.

En el caso de Eduardo Anguiano se desconoce su trayectoria laboral y nadie sabe de dónde lo sacó “Chepe”, pues el argumento que usó para colocarlo es que es una persona que goza de toda su confianza.

En el caso de Jorge Sánchez Castillo, su posición más relevante en la administración pública fue haber sido jefe del departamento de recursos materiales de la Universidad de Quintana Roo, pero “Chepe” lo premió con una jugosa dirección en el Ayuntamiento.

Por si fuera, poco otro chetumaleño ya está “palomeado” para ocupar un puesto de buen nivel en el municipio bacalarense, aunque este no es de la gente del alcalde, sino cuota de poder del diputado Juan Manuel Herrera.

Se trata de Randy Cabrera Guillén, hijo de la ex regidora capitalina y pareja del diputado Trinidad Guillén Núñez, quien ocupará un lugar en el equipo de Contreras Méndez.

El entenado de Juan Manuel Herrera es licenciado en informática egresado del ITCH y tiene apenas 28 años, pero con eso le bastó para que al calor del diputado y de su madre, Trinidad Guillén, le aseguraran un puesto en Bacalar desplazando a los políticos nativos que se rompieron el alma en la campaña de “Chepe”.

A pesar de eso, Juan Manuel se salió con la suya, y aunque su pleito con el alcalde es de todos conocido, lo hizo doblar las manos y aceptar a Randy Cabrera en su endeble equipo de trabajo.

El regusto amargo de la bilis que sienten los bacalarenses por la traición de “Chepe” acompañará al alcalde en su nada prometedora gestión que apenas inicia, y con el pie izquierdo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios