24 de Septiembre de 2018

Opinión

Bienestar Escolar y malestar magisterial

Se dispuso que los alumnos de primaria de todo el Estado reciban en los próximos días: un par de zapatos, diversos útiles escolares, dos camisas, una mochila y una chamarra.

Compartir en Facebook Bienestar Escolar y malestar magisterialCompartir en Twiiter Bienestar Escolar y malestar magisterial

Muy felices y agradecidos se encuentran miles de padres de familia de todos los municipios del Estado, ya que el gobernador Rolando Zapata Bello, a través del Decreto 55, implementó el programa “Bienestar Escolar” que dispone la entrega del paquete escolar a niños y jóvenes que estudian en escuelas públicas de educación básica.

Con este propósito,  se dispuso que los alumnos de primaria de todo el Estado reciban en los próximos días: un par de zapatos, diversos útiles escolares, dos camisas, una mochila y una  chamarra que será entregada en el mes de noviembre próximo. El costo aproximado del paquete completo es de unos mil 800 pesos por niño, por lo que el beneficio para las familias es bastante considerable.

En el caso de las escuelas del nivel de secundaria, el beneficio del programa sólo incluye la entrega del paquete de útiles escolares a jóvenes de las escuelas ubicadas en las comisarías de Mérida y todos los demás municipios. A diferencia de otros programas conocidos como electoreros, “Bienestar Escolar” permanecerá y se aplicará por muchos años más, confirmando el compromiso del mandatario estatal por apoyar la educación en los diferentes niveles.

En otro sentido, los que no andan muy contentos son algunos maestros que salieron bien en el examen de oposición y se quejan porque la Dirección de Secundaria de la Segey no les está dando las mil 700 horas y las 20  plazas en base, sino que las entregan a través de contratos. Cabe aclarar que estas vacantes se generaron por ascenso escalafonario, jubilaciones y renuncias. Igualmente en el nivel de primaria se adjudicaron 224 plazas a igual número de maestros. La nueva disposición oficial es que aquellos maestros que no presentaron el examen no tienen derecho a un contrato.

La respuesta de la autoridad educativa es que, según lo estipulado en el artículo 23 de la Ley General del Servicio Profesional Docente, las plazas que queden disponibles durante el ciclo escolar se asignan con estricto apego al orden de prelación de los sustentantes que resultaron idóneos en el Concurso de Oposición para el Ingreso a la Educación Básica, y que no hubieran obtenido una anteriormente. Sin embargo, parece que no se actúa con el mismo criterio, en algunos casos, como en el Cobay, se basificó a tres maestros por obtener resultados idóneos y, en otros sólo les ofrecieron contratos. La ley no menciona bases, por ello van contratos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios