Bigamia

Y nuestros derechos humanos, ¿dónde quedan? En otros lugares es permitido, tener dos, tres, cuatro, no hay límite.

|

“Como dijo el inteligente politólogo Carlos Elizondo, la bigamia no funciona porque no se puede estar bien con dos mujeres a la vez”.
 
En el artículo de Jorge Suárez Vélez, El color del cristal, en la revista Letras Libres, número 170, febrero de 2013, página. 44.

 
La columna Viernes Cultural y el transcriptor, se alborotan, y con justa, justísima indignación, se inconforman: “Y con tres, ¿si funciona? ¿Por qué nos limitan?
Y nuestros derechos humanos, ¿dónde quedan? En otros lugares es permitido, tener dos, tres, cuatro, no hay límite. ¡Exigimos más, muchas mujeres! Demandamos…”.

El transcriptor sigue hablando y hablando, casi como chachalaca, se diría, eso sí, con firmeza y seguridad, sabedor de que su esposa está de vacaciones y no leerá las expresiones transcritas en esta edición de Milenio Novedades. 

Caso contrario, diría en alta voz: “Así es, por eso yo soy hombre de una sola mujer… mi esposa… he dicho”.


 
De nada… Saludos…