18 de Septiembre de 2018

Opinión

Bofetada justiciera a Fidel Guillén

La justicia alcanzó al ex dirigente local de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación...

Compartir en Facebook Bofetada justiciera a Fidel GuillénCompartir en Twiiter Bofetada justiciera a Fidel Guillén

La justicia alcanzó al ex dirigente local de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), Fidel Guillén Arjona, quien incurrió en el delito de falsificación de documentos y fraude procesal, denunciado por el empresario Rodolfo Valle Villaseñor en 2012.

Las mañas de Fidel Guillén llegaron al extremo de intentar engañar a un Juez, involucrando a Rodolfo Valle como supuesto testigo en la cesión de posesión de un predio que el nefasto dirigente pretendía incorporar a su patrimonio en 2004 –en la recta final del gobierno de Joaquín Hendricks–, maniobrando como un delincuente con mucho camino recorrido.

Un perito de la Procuraduría de Justicia del Estado detectó el ardid, confirmando científicamente que las firmas eran falsas, y que quedó constancia de que Rodolfo Valle no estuvo al tanto de esa operación fraudulenta en la que fue perversamente involucrado.

Sorprende la sangre fría y la orientación delictiva de un sujeto que tuvo en sus manos las riendas de la Canacintra, una agrupación honorable que concentra a hombres y mujeres de trabajo, con el sello de la honradez y el espíritu de sacrificio y entrega.

Cabe recordar que Elio Ceja Ruiz fue demandado por Fidel Guillén Arjona, acusándolo de fraude en la cesión un predio en Xul-Há. Pero la jugarreta quedó al descubierto.

Guillén mostró sus garras cuando fue subsecretario de Planeación y Desarrollo Regional (Seplader), ya que según Elio Ceja envolvía a los ejidatarios garantizando obras en sus terrenos –reparación de vías de acceso y dotación de electricidad – a cambio de que aceptaran venderle sus parcelas.

Ejidatarios de Juan Sarabia se inconformaron con las maniobras nauseabundas de Guillén, quien recibió contundente revés de la justicia.

¿Qué pasa en la Escuela Estatal de Música?

Aunque desde 1993 funciona en Chetumal la Escuela Estatal de Música, sus resultados han sido muy tenues en tanto sólo forma instructores de arte con capacidades que únicamente les permite (en el plano laboral) hacer labores de sensibilización estética en jardines de niños y escuelas primarias.

Aquéllos que deciden cursar estudios más especializados en otras ciudades del país y volver no encuentran opciones de trabajo en Chetumal, sí las hallan en Cancún, pero en ámbitos destinados al entretenimiento como bares y hoteles, y deben sacrificar sus propuestas creativas por un empleo.

La Escuela Estatal de Música, creada al final del sexenio del gobernador Miguel Borge Martín, es la única institución pública de Quintana Roo donde se enseña música, su profesorado –en su mayoría– recibe ingresos marcadamente modestos, y sus programas de estudio son elementales.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios