22 de Julio de 2018

Opinión

Bombas de tiempo bajo Chetumal

La reciente verificación realizada por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) a todas las gasolineras del país, en donde obviamente se encuentra Quintana Roo...

Compartir en Facebook Bombas de tiempo bajo ChetumalCompartir en Twiiter Bombas de tiempo bajo Chetumal

La reciente verificación realizada por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) a todas las gasolineras del país, en donde obviamente se encuentra Quintana Roo, ha arrojado que varios estados se encuentran sobre bombas de tiempo. Aunado a que estamos siendo timados por un grupo de bandoleros llamados gasolineros. luego de darnos litros de 900 mililitros.

Según la Profeco, se analizaron en los 32 estados del país, cinco mil 647 estaciones, de éstas, mil 840 bombas fueron inmovilizadas por diferentes motivos, entre los que destacan litros incompletos.

Otras de las fallas más comunes que presentan las gasolineras está que no tienen holograma, los software están alterados, la máquina está dañada, no es el equipo autorizado para dicho establecimiento, entre otras anomalías que no han sido atendidas por las instancias competentes.

En el caso específico de Quintana Roo, se encontraron 24 establecimientos que, según los indicadores de la Profeco, representan un peligro, al encontrarse tuberías o medidores con fugas, afectando la seguridad del consumidor.

Aunado a ello, la alteración de las bombas para expender litros de 900 mililitros es una constante. No conformes con aumentarnos el precio cada fin de mes, ahora tenemos que soportar este asalto descarado que realizan estos delincuentes.

Mientras el consumidor en la mayoría de las ocasiones hace un gran esfuerzo ante la crisis económica para pagar los más de nueve pesos que cuesta actualmente el litro de gasolina de la verde, ahora, tienen que aguantar este atropello, al encontrarnos solos ante esta bola de bandidos, toda vez que aun cuando el reciente estudio realizado detectó todas estas  irregularidades, las delegaciones de la Profeco de cada entidad están imposibilitadas de ejercer acción alguna, debido a que, según las autoridades de esta dependencia, “no tienen facultades para imponer las multas a dichos establecimientos, pues la verificación fue realizada por personal de la ciudad de México.

Con estos recovecos jurídicos y administrativos la Profeco se lava las manos y deja en completa indefensión a la ciudadanía, que no puede exigir justicia y mucho menos sanciones, porque la dependencia no puede “hacer nada”.

La explicación que da la delegación es que sólo pueden calibrar las máquinas después de que han sido detectadas por el personal que viene de México a verificar el buen funcionamiento de las estaciones de servicio, por lo que aún con los pelos de la burra en la mano, no pueden proceder a inmovilizarlas, aunque exista una irregularidad y se afecte al castigado consumidor.

Y mientras algunos diputados andan con las cabezas trasnochadas y bajo los influjos de licores y humos raros, no se preocupan por evitar los robos de los gasolineros y mucho menos por proponer una iniciativa de decreto a fin de garantizar una mejor planeación urbana y dar mayor seguridad ciudadana de toda la entidad, no solamente de nuestra capital Chetumal, mediante reformas a la Ley para el Desarrollo Urbano de cada municipio.

Si realmente los hijos… de las leyes buscaran una iniciativa que pudiera ordenar y regularizar la apertura de gasolineras para prevenir accidentes de trágicas consecuencias.

Hay que recordar para quienes no tienen memoria que la gasolinera Garabana, localizada en la calle Carmen Ochoa de Merino con Juárez –a escasos metros del Palacio de Gobierno, en donde trabajan más de mil personas– se registró un incendio, que afortunadamente no paso a mayores, en la década de los 80, y más recientemente la fuga de gasolina, que hasta el momento no se ha comprobado del todo que el combustible vertido en el subsuelo sea de ellos, por lo que debemos estar atentos al curso de las investigaciones para que se llegue al fondo del asunto. Nuestra seguridad no es cosa de juego, aunque estas emergencias sean tomadas a la ligera por las direcciones municipal y estatal de Protección Civil.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios