17 de Diciembre de 2017

Opinión

Bulevar en penumbras

A punto de concluir el año, permanece en penumbras el tramo del bulevar Bahía que va de las cercanías de la Universidad de Quintana Roo a la comunidad de Calderitas.

Compartir en Facebook Bulevar en penumbrasCompartir en Twiiter Bulevar en penumbras

 

A punto de concluir el año, permanece en penumbras el tramo del bulevar Bahía que va de las  cercanías de la Universidad de Quintana Roo a la comunidad de Calderitas, mientras el Ayuntamiento capitalino anuncia que ya tomó cartas en el asunto, sin resultados tangibles hasta ahora. 
 
El problema trasciende lo relacionado con la imagen de la capital del estado, ya que es ante todo un problema de inseguridad, tomando en cuenta que decenas de familias y jóvenes acostumbran recorrer el bulevar a golpe de rueda, estacionándose en diversos tramos que carecen de vigilancia policíaca.
 
No hay nada de ficción en esta afirmación, pues se han registrado casos serios ocurridos en el bulevar, como el que sucedió en 2011 cuando una joven chetumaleña sufrió una violación tumultuaria en esta zona. Por otra parte, recientemente un policía estatal fue asaltado y despojado de su arma por tres sujetos encapuchados y armados con machetes, que estuvieron haciendo de las suyas justamente en el tramo en penumbras.
 
Desde el dos de enero, a principios de este año, 3.5 kilómetros del bulevar quedaron sin alumbrado público, debido a que unos audaces ladrones se robaron el cableado de las luminarias para vender el cobre en uno de tantos puntos de venta solapados por las autoridades.
 
El asunto es grave y se torna peor durante las vacaciones decembrinas, ya que en estos días aumenta el flujo de visitantes que van a pasar un rato ameno a esta zona, y por la oscuridad que domina el área están expuestos a ser víctimas de delincuentes cometen asaltos, robos y hasta violaciones al amparo de las sombras. 
 
Para el Ayuntamiento capitalino, 12 meses no fueron suficientes para atender el reclamo de la población que exige seguridad en esta zona de recreo, y simplemente pretextaron recurrentemente la falta de recursos para eludir su irresponsabilidad.
 
A principios de este mes la Sintra informó que ante la desidia del Ayuntamiento se haría cargo de colocar de nueva cuenta el cableado para dotar de luz este abandonado tramo del bulevar Bahía, pero hasta el momento la zona sigue completamente a oscuras. 
 
El riesgo evidente es para los jóvenes y adultos que se internan en la zona de penumbras ya sea para tener una bella vista de la bahía y el cielo nocturno mientras conviven, o porque buscan la intimidad que brinda la oscuridad, sin pensar que corren un peligro real ante el aumento de los delitos en el área.
 
Ya no bastan los pretextos ni las promesas, y si al alcalde Carlos Mario y a su gente no le importó la seguridad de los habitantes de esta capital, alguien debe tomar el toro por los cuernos y atender este añejo reclamo ciudadano a la voz de ya.
 
Pero como estamos acostumbrados a reaccionar después del niño ahogado.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios