14 de Diciembre de 2017

Opinión

Se buscan líderes

Angélica Araujo salió a decir que el PRI permitió que se le acusara, menospreciara y difamara en lugar de resaltar los logros que tuvo su administración.

Compartir en Facebook Se buscan líderesCompartir en Twiiter Se buscan líderes

En los círculos políticos de esta blanca capital se están buscando razones y causas del rotundo fracaso. 

Y así, antes de que sigan culpándolo de andar promoviendo el voto cruzado, que sale Mauricio Sahuí a decir muy prudentemente, como es su estilo, que Mérida de por sí es complicada para el PRI y que pudieron más los ataques que las propuestas, y eso que el candidato tenía como cincuenta (eso último es cosecha mía, aclaro). Y dijo que lo del voto cruzado no es nada nuevo en la capital. 

Y también, antes de que sigan culpándola, que sale Angélica Araujo a decir que el partido permitió que se le acusara, menospreciara y difamara en lugar de resaltar los logros que tuvo su administración y que ese posicionamiento negativo pudo más. ¿Y sabe qué? Tiene toda la razón. Si nos ponemos a pensar, el PRI ha seguido un camino de desconocimiento total en estos tres años. Al principio de este gobierno se seguían presumiendo los logros de la administración de Ivonne Ortega, el caso de la seguridad es latente aún, aunque en las elecciones del 7 de junio Yucatán haya sido el estado mas violento del país, pero no he escuchado que se promueva uno sólo de los logros de la administración de Angélica. Así, si nos preguntamos ¿qué cosas buenas hizo el PRI en Mérida?, pues nos quedaremos con la cara de what porque nuestra corta memoria no nos traerá nada.

Ahora vemos a Angélica Araujo fresca como lechuga porque cumplió con la encomienda que le dieron: nos ayudas más no ayudando. En el primer fracaso todos pensamos que Mérida se perdió por el voto de castigo hacia Angélica, pero sorpresivamente ella ganó la elección para senadora, así que mucho castigo tampoco fue. En esta elección se revivió, con toda la intención, aquel fantasma en un intento de despegarse completamente de esa imagen que quizá ya ni estaba presente entre la gente. Uno de los grandes momentos de la campaña fue aquello que dijo Nerio en el debate: “Que se escuche fuerte y claro: no gobernaré como Angélica Araujo”. Y bueno, ya sabemos que no lo hará.    

Y así los escenarios cambian, quienes se sentían muy fuertes ahora están debilitados, llámense Nerio Torres, Víctor Caballero... Y a los que mantuvieron alejados, ahora ya no tienen nada qué perder y pueden lanzarse con todo, llámense Mauricio Sahuí y principalmente Angélica Araujo. 

El PRI necesita líderes que concilien, que lo dignifiquen, que lo rescaten, que le devuelvan la lealtad de sus militantes, que sean incluyentes y que le regresen la emoción a las bases para decirse priistas. No es una vacante fácil de llenar, pero es urgente que se llene. 

Mucho se habla de que Celia Rivas será la próxima líder de la bancada del PRI. Yo difiero, no porque no sea la más preparada, sino porque es mujer. Ya veremos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios