18 de Diciembre de 2017

Opinión

Cae el segundo

La captura de Carlos Trigos Perdomo, quien fue tesorero del Ayuntamiento de Benito Juárez en el período de Gregorio Sánchez Martínez como alcalde, despresuriza el proceso que enfrenta Edith Mendoza Pino, ex alcaldesa de Tulum.

Compartir en Facebook Cae el segundoCompartir en Twiiter Cae el segundo

 

La captura de Carlos Trigos Perdomo, quien fue tesorero del Ayuntamiento de Benito Juárez en el período de Gregorio Sánchez Martínez como alcalde, despresuriza el proceso que enfrenta Edith Mendoza Pino, ex alcaldesa de Tulum. 
 
La Auditoría Superior del Estado presentó de nuevo la denuncia que activó la maquinaria de la Procuraduría Judicial del Estado, tal como ocurrió con el proceso de Edith Mendoza, quien ha sido defendida espontáneamente por algunos perredistas de Cancún, partidizando el asunto desde el inicio.
 
Lo dijo así el Procurador de Justicia, Gaspar Armando García Torres: “Ha sido un proceso largo, pues hace ya casi dos años de que se empezó a hablar de un quebranto financiero en el Ayuntamiento de Benito Juárez, del cual se responsabilizaba a Carlos Trigos Perdomo.
 
El presunto peculado por 87 millones 583 mil pesos fue denunciado por la Auditoría Superior del Estado durante una revisión de las cuentas públicas de este municipio”.
 
Se debe exigir un desempeño intachable de parte de la Auditoría Superior, revisando a fondo las cuentas para recuperar los recursos desviados, tal como se presume que ocurrió a lo largo de varios trienios.
 
Y en este caso, la caída de un ex funcionario de una administración de izquierda, como la de Gregorio Sánchez Martínez, desactiva los reclamos de algunos defensores de Edith Mendoza Pino, quienes olfatearon la posibilidad de sacar provecho político de su postura, atizando desconciertos en las filas del PRI rumbo a los comicios que ya están a la vuelta de la esquina.
 
Bajo amenaza en temporada navideña 
 
La dirigente del Sindicato de los Trabajadores del Ayuntamiento capitalino, María Soledad Montejo Sosa, reveló que en varias ocasiones presuntos miembros de la organización criminal de “Los Zetas” la han amenazado a ella y con lastimar a su familia para que les entregue la caja de ahorro de dos mil empleados.
 
A este nivel ocurren las llamadas de extorsión que abundan en esta temporada, cuando abunda el circulante y muchos pueden caer en las garras de extorsionadores.
 
Sobre este tema de la amenaza delictiva, numerosos cuentahabientes chetumaleños prefieren hacer largas filas en los cajeros automáticos para vaciar sus cuentas, ante el riesgo de que se esfumen sus depósitos en un abrir y cerrar de ojos. Y es que predomina la psicosis ante los embates de la delincuencia, que ha dado más de un golpe, afectando a tarjetahabientes de la capital del estado en al menos tres sucursales bancarias.
 
En esta temporada son depositadas cantidades significativas, por concepto de aguinaldo, bono navideño, compensaciones y caja  de ahorro. Tan sólo un número significativo de trabajadores del Ayuntamiento capitalino no  enfrenta esta amenaza, y no precisamente porque sus cuentas estén blindadas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios