15 de Diciembre de 2017

Opinión

Calderón se va, Madero se queda

Josefina Vázquez Mota, después del presidente Calderón, es la figura más importante en el PAN y debe hacerse todo para recuperarla.

Compartir en Facebook Calderón se va, Madero se quedaCompartir en Twiiter Calderón se va, Madero se queda

De todos es conocida la diferencia entre el dirigente nacional del PAN, Gustavo Madero, y el presidente Calderón. El tiempo favorece al primero, no las razones; aunque el Presidente se retira, deja a muchos de los suyos en posiciones clave, la más relevante la de Ernesto Cordero, hoy presidente del Senado y coordinador de la fracción albiazul. Gustavo Madero también habrá de irse, pero no ahora, y será factor para escribir la historia sobre la derrota del PAN.

Josefina Vázquez Mota ha resuelto mantenerse al margen. El resultado de la elección le fue doloroso y, todavía más, el que muchos, más por interés o agravio, la hayan señalado como la razón de la derrota. La ex candidata, después del presidente Calderón, es la figura más importante en el PAN y debe hacerse todo para recuperarla.

Quizá corresponda a las mujeres del PAN arreglar lo que mal hicieron los varones; sobran nombres de las habilitadas para ello, destacan Josefina y Margarita Zavala, con méritos propios e irrefutables, además de haber llevado su condición de consorte del Presidente con la dignidad y sobriedad que todos le reconocen. También es el caso de Luisa María Cocoa Calderón o Gabriela Cuevas. También hay una nueva cantera que ha probado dar resultados como el senador Roberto Gil Zuarth, presidente de la Comisión de Justicia; Luis Alberto Villarreal, coordinador de los diputados federales del PAN; Guillermo Padrés, gobernador de Sonora, o el ex alcalde de Hermosillo, Javier Gándara Magaña.

La tarea del PAN no es desgarrarse las vestiduras sobre los errores de Fox o Calderón, pero tampoco participar del ofensivo autoelogio que ellos promueven. Más que todo, el PAN deberá reencontrarse con lo mejor de sí mismo, en un entorno distinto y con una historia reciente que en no pocos casos contradice el origen.

Calderón se va, y deja tras de sí una severa derrota y el testimonio de claros y oscuros de una gestión de gobierno. Pero el partido continúa; muy pronto en la disputa por los votos y más que ello, en el empeño de sanar heridas y recomponerse para cumplir su tarea por el bien del país y la dignificación de la política.

Twitter: @berrueto
 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios