Camarón que se duerme...pierde clientes

mo clientes sabemos que cada día que pasa somos beneficiados por la encarnizada competencia que existe hoy.
|

Hoy más que nunca y menos que siempre, en estos tiempos en los que la tecnología, la competencia, la comunicación y los cambios están a la orden del día, podemos permitirnos permanecer estáticos sin reaccionar ante lo evidente y lo cambiante. Como clientes sabemos que cada día que pasa somos beneficiados por la encarnizada competencia que existe hoy para vender diversos productos o servicios. Ante lo cual me permito compartir 5 puntos importantes para poder retener y/o no perder clientes:

1.- Comunícate.-  Empezando con el punto de partida inicial en cualquier relación: COMUNICACIÓN. Habla con tu cliente, conócelo perfectamente: qué le gusta, qué le disgusta, pregúntale cómo se siente trabajando contigo, retroalimenta cada vez que puedas con él su experiencia de compra y servicio. Que te ayude a mejorar él mismo dándole seguimiento. Aplica mercadotecnia de servicios.

2.- Crea programa de incentivos.- No importa el nombre que le pongas, simplemente premia a tu cliente por su fidelidad y por su retroalimentación, por su volumen de compra y por el tiempo contigo. No importa si es promoción, descuento, tarjeta cliente frecuente con beneficios, regalo, premio; simplemente devuélvele algo de lo que te ha dado.

3.- Capacita a tu gente.- Muchos buenos productos terminan siendo una mala experiencia de compra por haber recibido un pésimo servicio o trato por parte del personal. Recuerda que el servicio es igual o más importante que tu producto en sí. Contrata gente feliz y apasionada.

4.- Cumple lo prometido.- No crees falsas expectativas de producto o servicio, si te comprometes con algo o alguien, cumple.

Proporciónale seguridad a tu cliente de que tu palabra es un hecho. Cumple con tu inventario, ten en existencia siempre productos o tus herramientas necesarias para proporcionar el servicio. Resuelve las situaciones y problemáticas con rapidez.

5.- Anticípate siempre.- Nunca le des ventaja a tu competencia ni dejes que innove primero que tú. Refréscate cada vez que sea meritorio, cambia y evoluciona para que tu cliente siempre vea cosas nuevas en ti y no pierda interés.

Recuerda que es mucho más barato retener un cliente que buscar y encontrar uno nuevo.

No te quedes dormido camarón… No vayas a perder a tu cliente.