19 de Septiembre de 2018

Opinión

Campañas en paz

Todos tenemos una opinión política y debemos respetarla.

Compartir en Facebook Campañas en pazCompartir en Twiiter Campañas en paz

La combinación de los teléfonos inteligentes y las redes sociales muchas veces es nociva. Es muy común que los ciudadanos andemos grabando a la autoridad en cuanta actividad queramos, siempre con la intención de evidenciar, publicando en nuestras redes sociales o enviando la evidencia a algún medio para que la publique. 

Ya habían sacado un video en donde se “cuestiona” a Daniel Granja, candidato del PRI a diputado local por el Distrito 1, sobre las cosas que le puede ofrecer al señor que lo graba, quien, no está de más decirlo, usa un vocabulario grosero hacia el candidato y la gente que lo acompaña, a quienes llama paleros, por decir lo menos. Incluso menciona que le va a enviar el video a Aristegui, en un claro intento de evidenciar algo… no me queda claro qué. El candidato se conduce hacia él con respeto, se despide amablemente y continúa su recorrido. 

Y si las cosas se quedaran ahí, no habría problema. Lo grave es cuando, con el afán de evidenciar y dejar mal, se traspasan límites de respeto y buena convivencia. Aquí un ejemplo: hace unos días la candidata del PRI a diputada local por el Distrito 2, Marisol Sotelo, se encontraba caminando en una de las colonias, cuando una señora, teléfono en mano, le gritó y se le abalanzó para agredirla físicamente. La candidata, respetuosa e inteligentemente, se alejó y siguió en su recorrido. La candidata se quedó con un moretón y un mal rato derivado de una clara intención de provocar. ¿Cuál es la intención? ¿Por qué llegar a esos extremos? 

En ambos casos, no se tuvo material para hacer quedar mal al candidato, pero ahora pensemos: ¿cómo hubiéramos reaccionado nosotros? A veces abusamos de la libertad de expresión que tanto defendemos. Creemos que los políticos y funcionarios tienen la obligación de aguantar todo lo que queramos decirles, hacerles, ofenderlos y tirarles, pero no es así. Y sí, ya sé que parezco la abogada del diablo defendiendo a los políticos, pero es que, siendo totalmente honestos, a veces abusamos. Yo estoy indignada con este tipo de actos violentos. Todos tenemos una opinión política y debemos respetarla. Nada justifica las agresiones, nunca, bajo ninguna circunstancia. Mi libertad se termina donde empieza la de los demás.    

Chisme de elección: ¿Escuchó el debate?, ¿no?, bueno, no se perdió de mucho. Lo más relevante fue Nerio Torres diciendo “que se escuche fuerte y claro. Yo no voy a gobernar como Angélica Araujo ni como Renán Barrera”. También estuvo aquel recordatorio de Nerio a Mauricio con respecto a las 72 propiedades que se le había olvidado reportar en su declaración patrimonial.

¿Quién ganó? todos, según sus equipos de campaña.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios