12 de Noviembre de 2018

Opinión

Candidatos anónimos del sur

Las desangeladas campañas de los partidos de todos colores y sabores siguen sin levantar el vuelo en el sur...

Compartir en Facebook Candidatos anónimos del surCompartir en Twiiter Candidatos anónimos del sur

Las desangeladas campañas de los partidos de todos colores y sabores siguen sin levantar el vuelo en el sur, ya que los candidatos siguen convertidos en perfectos desconocidos, sobre todo en el municipio capitalino con sus contadas excepciones.

Nuestra capital no vive esa efervescencia esperada, ya que no hay una cartelera que ofrezca duelos estelares. El posicionamiento de algunos candidatos a diputados es prácticamente nulo, y el tiempo se agota a zancadas, beneficiando al PRI.

En un sondeo de banqueta entre chetumaleños de a pie, nos causó asombro al saber que de 10 personas, nueve no tienen idea de quiénes aspiran a representarlos en el Congreso local, cuando se inicie la XIV Legislatura.

Y en cuanto a los candidatos a la alcaldía capitalina, tan sólo Eduardo Espinosa Abuxapqui (PRI) y José Hadad Estéfano (PAN) son aceptablemente identificados, en orden de mayor posicionamiento.

Y no es que la campaña del ex alcalde sea todo un fenómeno, sino que su nombre e imagen ya son muy conocidas en la capital desde los tiempos en que fue alcalde, pero la realidad es que está realizando un proselitismo muy austero, haciendo lo básico para ganar.

Su más cercano competidor, el panista José Hadad Estéfano, es ampliamente conocido entre el sector empresarial y político de Chetumal, pero en las colonias populares y comunidades es un perfecto desconocido y tiene que remar contra corriente.

Sin recursos y sin inversión, ya que el PAN y su aliado de facto, el PRD, abandonaron a su suerte a José Hadad, invirtiendo hasta la camisa en la campaña de la cancunense Graciela Saldaña Fraire.

Hadad Estéfano a duras penas mantiene algunos anuncios y pendones sembrados por la ciudad, y se ha enfocado a hacer una intensa campaña en redes sociales e Internet, pero esos esfuerzos no han sido suficientes para ponerlo de lleno en la competencia.

Pero si las campañas del PRI son limitadas y las del PAN verdaderamente austeras, el resto de los partidos –PRD, PVEM, PANAL y PT– simplemente son inexistentes entre la población.

Eso sí, cada año chupan del presupuesto estatal y federal una millonada de pesos que se derrochan en mantener un ideal de democracia, aunque la realidad indica que esos partiditos satélite son nidos de vivales que han aprendido a vivir colgados del presupuesto.

A menos de un mes de las elecciones y con las campañas que no cuajan, en Chetumal es fácil realizar un pronóstico: el ganador será el abstencionismo, y de calle. A menos que las campañas entren en otra dinámica.

PAN y PRD sobre todo deben renovar su menú de candidatos para que no partan de cero, dando todas las ventajas a los candidatos del PRI que cuentan en cambio con una maquinaria con capacidad de sobra para rescatar a la candidata más débil.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios