14 de Diciembre de 2017

Opinión

Características fonéticas (3)

Existe cierta inconsistencia de las vocales inacentuadas, al parecer por influencia de la fonética maya.

Compartir en Facebook Características fonéticas (3)Compartir en Twiiter Características fonéticas (3)

En el español hablado en la región, las vocales también sufren cambios de duración y de articulación por causa del cierre glotal y de los acentos altos, bajos y rearticulados de la lengua maya. Se tiende a alargar las vocales acentuadas al mismo tiempo que a elevar su tono cuando el vocablo no es final o no se le sigue pausa, pues entonces el tono se hace grave.

Existe cierta inconsistencia de las vocales inacentuadas, al parecer por influencia de la fonética maya. Hay trueque de i por e, en comilón [comelón], histérico [estérico], policía [polecía]. De u por o, en espíritu [espírito], mochila [muchila]. En posición final, cae la o en rebozo [reboz]. También en voces como cambalache [cambalach], Marucha [Maruch], Meche [Mech].

El yucateco ha cambiado desde antaño la e en a, legaña por lagaña, y a la inversa ciénaga por ciénega, sin embargo, desde hace algunas décadas, la RAE dice que ambas expresiones son correctas.

También es probable que se deba a la lengua maya la tendencia a diptongar el acento en grupos vocálicos como en diferiencia y, a la inversa, desaparece en pacencia y apreto. Hay metátesis del diptongo en incensio por incienso. Cuando se unen dos vocales de abertura media e, o, combinadas entre sí o con la a, para distinguirse mejor las dos vocales, se marca más la diferencia de abertura entre ellas por disimilación de fonemas, y así se transforma ae en ai: en maestro [máistro], Micaela [micáila].

De la conversión de ea en ia: acarreador son ejemplos: chorreado [chorriado], línea [línia], náuseas [náusias]. Además de todos los verbos en –ear, que se identifican con los terminados en –iar, abofetear [abofetiar], chapear [chapiar], acarrear [acarriar], pasear [pasiar], cornear [corniar], tortear [tortiar]. El cambio de e por i ocurre en la conjugación de todos estos verbos cuando la e radical es átona: deseaste [desiastes], golpearon [golpiaron], peleó [pelió]. La e se conserva cuando es tónica: tú chapeas, yo acarreo.

En el grupo eo en el que concurren dos vocales de la misma abertura, la primera cede ante la segunda en: campeón [campión], petróleo [petrólio], Teófilo [Tiófilo]. El grupo oa tiende a hacerse ua en: toalla [tualla], almohada [almuada], Joaquín [Juaquín]. El grupo ao se convierte en au al dislocarse el acento o desaparecer el bisílabo, común en: ahora [aura], así como sus derivados: aurita y auritita.

Para más información puede consultarse El español que se habla en Yucatán de Víctor Suárez Molina (1997).

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios