14 de Diciembre de 2018

Opinión

Carga, cargar: sentidos regionales

En el ambiente taurino, el verbo cargar se emplea por embestir con los cuernos, cornear.

Compartir en Facebook Carga, cargar: sentidos regionalesCompartir en Twiiter Carga, cargar: sentidos regionales

Tanto en la lengua maya como en el español, el verbo cargar (kuuch, en maya) y sus derivados (carga, cargo, cargado/a) tienen diversos significados y usos regionales. Esta polisemia se observa en el Diccionario de la Real Academia Española, que tiene 47 acepciones para este verbo, y el Diccionario Maya Cordemex, que trae más de 30 entradas.

La acción y efecto de cargar dan origen a la noción de carga, que funciona en ciertos contextos como sinónimo de cargo, es decir, todo aquello que genera peso o presión respecto a otro o a la estructura que se transporta, ya sea sobre la espalda o los hombros de una persona o sobre el lomo de un animal o en un vehículo: “No creo que pueda llevar tanta carga”, “Los caballos están transportando la carga”.

Carga es una medida de algunos productos agroforestales (leña, carbón, frutos, etc.). También era una cantidad de granos, como el maíz, de cuatro arrobas (de 11.502 kg), equivalente a 46 kilos, antes de que se comprara y vendiera por toneladas. En maya, la carga que el hombre y la bestia llevan a cuestas se denomina kuuch: Jach aal u kuuch le aj koonolo’ (Está muy pesada la carga del vendedor). 

En el ambiente taurino, el verbo cargar se emplea por embestir con los cuernos, cornear. En ningún momento lo que hace el toro al embestir (k’óoch en maya) es equivalente a cargar, llevar o traer a cuestas. En Yucatán mayormente se dice “lo cargó el toro”; algunas veces “lo corneó el toro”, pero nunca se dice “lo cogió el toro”. Quizá porque en una cogida al torero a veces éste queda o cae en los lomos del toro. En otras palabras, el toro “hace kuuch” al toreador  cuando lo embiste.

Cargado, del participio de cargar, se dice del animal hembra (gata, perra) que ya ha concebido, es decir que, habiéndole llegado el celo o calor, se aparea con sus congéneres, bien de manera callejera, o ya se trate de aquellas otras bestias (vacas, yeguas, lechonas, borregas) en las que el hombre detecta el momento oportuno para darlas a los machos. En otras zonas del país, cargar es preñar el animal macho a la hembra: “El toro cargó a la vaca”. 

Otro uso del término cargado está relacionado con los árboles frutales cuando de sus ramas los frutos (cocos, cocoyoles, guayas) cuelgan en abundancia: “La mata está cargada de plátanos”. Por extensión, y de una manera irrespetuosa, se dice de la mujer encinta o embarazada.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios